La Patrona de Murcia tendrá un nuevo rostrillo de oro y plata, que estrenará en el año 2022

Recreación del rostrillo que portará la Fuensanta. / LV
Recreación del rostrillo que portará la Fuensanta. / LV

La pieza será donada por la Hermandad de Caballeros de la Virgen de la Fuensanta

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La Virgen de la Fuensanta tendrá un nuevo rostrillo. El proyecto se presentó anoche, en un acto que tuvo como escenario el Museo de la Catedral. El nuevo adorno que lucirá la Patrona de Murcia estará listo para el año 2022.

La encargada de liderar el proyecto es la Real Hermandad de Caballeros de la Morenica, que hará coincidir la entrega del adorno con el veinticinco aniversario desde su refundación, que se escenificó en 1997. El rostrillo estará inspirado en otro anterior que la Fuensanta lucía en 1974, cuando fue sustraído durante un robo que sufrió la Catedral ese año.

El elemento será de plata y tendrá varias partes chapadas en oro para que resulte lo más vistoso posible. Se intentará que cree un entorno armónico con la actual corona de oro que tiene la figura. Los Caballeros de la Fuensanta han encomendado la ejecución del proyecto y el diseño del rostrillo a Virginia Pilar Pagán López-Higuera. Es una licenciada en arte y graduada en orfebrería que empezó su trayectoria en Córdoba, pero hace varios años que estableció su residencia en Murcia. Uno de los aspectos que más han valorado en la Hermandad para confiarle el trabajo ha sido que lleva 38 años en el mundo de la docencia orfebre, lo que la convierte en una profunda conocedora de esta disciplina. Además, ha colaborado de manera activa con múltiples tesis, congresos y exposiciones relacionados con la orfebrería.

El adorno estará inspirado en el que portaba la Morenica en 1974 y que fue robado de la Catedral

No será la primera vez que Virginia Pilar Pagán lidere un proyecto para la Fuensanta. En 1984 restauró el trono de plata que usa la Morenica en la actualidad. Además, también diseñó uno de los broches que luce la imagen. De igual manera, ha realizado encargos para la patrona de Albacete y ha participado en la restauración de obras de Salzillo.