La Patrona ya luce en la Catedral

La Virgen, a su llegada a la plaza del Cardenal Belluga, este jueves. /Nacho García / AGM
La Virgen, a su llegada a la plaza del Cardenal Belluga, este jueves. / Nacho García / AGM

La Virgen de la Fuensanta, vestida con un manto morado, llega a la ciudad para vivir la Cuaresma, la Semana Santa y la Pascua

Miles de murcianos recibieron este jueves a la Virgen de la Fuensanta, Patrona de la ciudad, en su traslado desde su santuario en el monte hasta la Catedral, donde estará para presidir desde su camarín en el altar mayor del templo catedralicio las celebraciones litúrgicas de la Cuaresma, la Semana Santa y la Pascua.

La Patrona, con un manto morado brocado en oro (por el tiempo cuaresmal que se vive), fue recibida en la iglesia del Carmen por las autoridades, entre las que estaban el obispo, el alcalde, José Ballesta, miembros de la Corporación, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, la consejera de Cultura, Miriam Guardiola, el delegado del Gobierno, Diego Conesa, y el coronel jefe de la Academia General del Aire, Miguel Ivorra, entre otros. Junto a ellos, cientos de devotos mostraban su fervor por la 'Morenica', al grito de «guapa». El trono, que estaba adornado por lilium y rosas, fue portado por los caballeros de la Fuensanta, aunque durante el recorrido, como es tradicional, se dio la oportunidad a cualquier murciano que lo solicitó de portarla en hombros.

Niños bajo su manto

El próximo lunes, con motivo de la festividad de la Encarnación, la imagen de la Patrona será situada en las gradas del presbiterio de la Catedral para que los fieles coloquen bajo su manto maternal a sus recién nacidos. Los padres tienen que apuntarse previamente en la sacristía del templo catedralicio.

El día del Bando de la Huerta, Martes de Pascua, tras una solemne misa pontifical en la plaza del Cardenal Belluga, la Virgen de la Fuensanta recorrerá en procesión las calles del centro de la ciudad.

El siguiente sábado comienza en la Catedral el solemne novenario preparativo para el Aniversario de la Coronación, el cual se celebra el tercer domingo de Pascua con una solemne misa por la mañana. Al martes siguiente, la Patrona de Murcia vuelve en romería a su santuario, de donde no volverá a salir hasta finales de agosto, con motivo de la Feria de Septiembre.