Tres itinerarios guiados por la muralla árabe permitirán recrear la Edad Media

Recreación del aspecto de la muralla de Murcia en la Edad Media. / AYTO

Los recorridos históricos llevarán a los visitantes desde Santa Eulalia y las calles de la antigua judería hasta el yacimientode San Esteban

SÓCRATES SÁNCHEZ

Recorrer la Murcia medieval caminando por los 2.000 metros de perímetro de la muralla árabe de la ciudad será posible cuando acaben los trabajos para señalizar los tres recorridos históricos: los del paseo de la Muralla, la Arrixaca y la Judería. Junto a la red de acequias, «es uno de los elementos arquitectónicos de la Edad Media más imponentes y antiguos que conserva Murcia», destacó el alcalde de la ciudad, José Ballesta. La muralla defensiva constaba de más de 90 torres y en algunas zonas de la ciudad superaba los diez metros de altura.

Los recorridos permitirán a los viandantes revivir en el siglo XXI la vida medieval, y vincularla con los elementos arquitectónicos y museísticos que se encuentran junto a la muralla. Así, el itinerario será un atractivo turístico y cultural.

Murcia cuenta en la actualidad con tramos de muralla que son visitables. Unos han sido excavados y otros se encuentran en superficie, como el que se localiza junto al mercado de Verónicas. Algunos de los excavados se localizan en el subsuelo, como el del centro de interpretación de Santa Eulalia. Además de los que se ubican en parkings, sótanos, viviendas, y otros tantos tramos de la muralla que se encuentran en el subsuelo y aún no han sido descubiertos.

Los trabajos de señalización dieron comienzo ayer mismo en la calle Arenal con la instalación de una losa que marca el inicio de la muralla. La señalización en las calles se realizará con una losa de color diferente a las que compongan ya el suelo. En aquellos tramos de la muralla que se encuentren ocupados por algún edificio, se colocarán una serie de chapas incrustadas en el pavimento. «Es una manera de rememorar de que en esa zona, tenemos la antigua muralla. Ya hay una zona de Alfonso X donde está trazada la muralla, y hay una serie de inscripciones grabadas en el suelo», dijo Ballesta. También se instalará en los próximos meses, una escultura del Rey Lobo, Ibn Mardanis, en la avenida ya reformada.

Las obras de señalización de la muralla tienen un plazo previsto de ejecución de tres meses, y supondrán un coste de 374.422 euros.

La antigua muralla tenía más de una docena de puertas de entrada, con un recorrido circular que se partirá en tres paseos: el paseo de la Muralla, el de la Arrixaca y el de la Judería. El primero parte del Centro de Visitantes de la Muralla de Santa Eulalia, donde se podrán contemplar los restos allí expuestos, y se extenderá hasta la muralla de Verónicas, un tramo de casi un kilómetro. El segundo itinerario conectará la calle San Pedro y la avenida Alfonso X el Sabio, pasando por el yacimiento de San Esteban. El tercer tramo se iniciará en la plaza Romea y avanzará por el convento de Santa Ana y la plaza Sardoy hasta el Museo de Bellas Artes. Este último itinerario recorre los barrios con mayor presencia judía en la Murcia del medievo.

La recreación del recorrido permitirá «a los murcianos entender de otra manera nuestra ciudad», remarcó el concejal de Cultura y Recuperación del Patrimonio, Jesús Pacheco. Una aplicación móvil permitirá a murcianos y turistas visualizar la antigua muralla mediante el uso de realidad aumentada.

Este proyecto está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en un 80%, dentro del Marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible de Murcia.

Centro de visitantes

En las próximas semanas se licitará el proyecto -que ya se encuentra redactado- de la ampliación del centro de visitantes de Santa Eulalia, que incluye la recuperación de la muralla del subsuelo de la plaza. «Es un centro de interpretación que actualmente tiene 250 metros cuadrados y en el que estamos trabajando en una ampliación para alcanzar más de 1.000 metros cuadrados, uniendo por debajo de la ciudad las dos zonas de muralla que se localizan en la zona», dijo José Ballesta.