El parque con terrazas sobre el río, junto al Puente de Hierro, estará en un año

La Junta de Gobierno aprobó este viernes el proyecto que, con un presupuesto de 3,7 millones de euros, prevé demoler 50 metros del actual muro de mampostería

M. J. MONTESINOS Murcia

Las Terrazas del Río es la actuación más importante que va a acometer el Ayuntamiento en los casi 2 kilómetros del tramo urbano del Segura. La Junta de Gobierno aprobó este viernes el proyecto y pliego de condiciones para dotar a la ciudad de una nueva zona verde de 4.200 metros cuadrados de superficie y una zona de ocio con acceso peatonal a la mota junto al Puente de Hierro, donde se romperán cerca de 50 metros lineales del actual muro de mampostería, potenciando el uso ciudadano del espacio y habilitando una conexión. «Será el tercer acceso al río Segura, ya que ahora mismo hay dos, en La Fica y Manterola», explicó el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro. El proyecto tiene un presupuesto de 3.752.091 euros y el plazo de ejecución es de un año.

El objetivo es «recuperar la relación histórica que mantuvieron la ciudad y el río Segura en el pasado, devolviéndole el protagonismo que con los años fue perdiendo, especialmente desde que a mediados del siglo pasado se efectuó su encauzamiento a su paso por el casco urbano para evitar inundaciones». Hasta entonces, el cauce disponía de un ancho mucho mayor, llegando, en la zona del Puente de Hierro, hasta los límites de la actual calzada de Teniente Flomesta.

«Lo que se pretende es invertir esa situación y devolver al río el lugar de privilegio que antaño tuvo», añadió el responsable de Urbanismo, que asegura que «no hay peligro de inundación en caso de fuertes lluvias, porque el agua entrará y saldrá de forma laminada».

Contará con un quiosco bar y una gran pantalla para espectáculos, conciertos y cine de verano

Para ello, técnicos murcianos, de acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), han proyectado una apertura en el muro del cauce de los años 50. Así, se restaurará el talud natural que históricamente ocupó el desaparecido Parque de Ruiz Hidalgo, generando un acceso peatonal directo, que conectará con el canal en esa zona, mediante unas grandes gradas escalonadas de madera y dos pantalanes para embarcaciones.

Su ubicación, próxima al Puente de Hierro y frente a la plaza de la Cruz Roja, y aproximadamente a mitad de los 1,8 kilómetros de recorrido urbano del río, dispondrá de una pendiente suave que permitirá la bajada de embarcaciones, bicicletas, piragüistas y peatones.

Voladas sobre el cauce, se proyectan unas terrazas y un quiosco bar que dé servicio a esta zona. Los pilares que sustentan estas terrazas se asemejarán a un cañaveral que se integra junto a los troncos de las palmeras en el paisaje fluvial y se prolongan sobre ellas sujetando unas grandes sombrillas traslúcidas de metacrilato. Esta área, de 600 m2, se ubicará sobre la franja de muro a demoler. En el parque se instalará una gran pantalla para la proyección de espectáculos, cine de verano y conciertos.