El parque de Santa Rosa estrena zona de juegos infantiles y gana sombraje

El alcalde, José Ballesta, en el centro, durante la visita que realizó a las instalaciones. / ayto
El alcalde, José Ballesta, en el centro, durante la visita que realizó a las instalaciones. / ayto

La renovación del jardín habilita un espacio de ocio de 350 metros cuadrados en el barrio de Santiago el Mayor

LA VERDADMURCIA.

El alcalde de Murcia, José Ballesta, acompañado del concejal de Desarrollo Urbano y Modernización de la Administración, José Guillén, visitaron ayer el nuevo jardín de Santa Rosa, ubicado en Santiago el Mayor, que recientemente ha sido completamente remodelado, habilitando para los vecinos del barrio un entorno que se abre como un nuevo punto de ocio familiar con nuevos juegos infantiles y mobiliario urbano. Una docena de árboles, entre moreras y tipuanas, proporcionan sombra natural al parque, además de embellecer el entorno, mitigar los efectos del cambio climático y rebajar las emisiones de CO2.

La superficie del jardín está formada por losetas de caucho antiimpacto, cumpliendo la normativa de seguridad y dotando al parque de un tipo de pavimento que hasta ahora no disponía, ya que el suelo se encontraba cuarteado y en mal estado, por lo que la renovación ha convertido a este jardín en un nuevo espacio familiar de calidad. Además, el parque dispone de una valla de seguridad perimetral de noventa centímetros de altura. La recién construida zona de juegos cuenta con tres muelles simples con formas de animales, un balancín adaptado a niños con discapacidad, un pentacolumpio de cinco balancines apto para niños de a partir de un año, ya que cuenta con asientos tipo cuna, y un castillo de juegos, conformado por una red para trepar, un tobogán y una barra infantil de bomberos.

Respecto al mobiliario urbano, dispone de cuatro nuevos bancos ingleses y de dos papeleras. Un lienzo de arte urbano se alza en las paredes que cercan el jardín, pintado en mayo bajo el marco de la iniciativa 'Street Art Primavera' , el proyecto impulsado por el Ayuntamiento, a través de la Oficina Municipal del Grafiti.

Los trabajos realizados por la Concejalía de Desarrollo Urbano han supuesto una inversión de 39.000 euros

Cincuenta metros

La obra, en concreto, ocupa dos muros de cerca de cincuenta metros de largo y doce de altura. Bautizada como 'El vuelo de la sonrisa' por sus cuatro autores, de la Compañía de Mario, en el gran mural los niños son los protagonistas. El motivo de la creación pertenece al denominado 'realismo mágico'. El equipo de gobierno ha destinado un presupuesto de 39.000 euros para la renovación integral del jardín, con el fin de recuperar el parque.