El Palmar recurre a la vía política para conseguir su ayuntamiento

Dos representantes de la asociación Pro Ayuntamiento de El Palmar, con sus banderas reivindicativas, ayer en la calle Mayor de la población. / guillermo carrión / agm
Dos representantes de la asociación Pro Ayuntamiento de El Palmar, con sus banderas reivindicativas, ayer en la calle Mayor de la población. / guillermo carrión / agm

La asociación que promueve la segregación busca el apoyo del Pleno para reactivar el proceso, pero solo Cambiemos se muestra receptivo

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Dos firmas le faltaron al movimiento ciudadano que promueve la segregación de El Palmar en su primer intento para convertirse en el municipio número 46 de la Región, el decimosexto en población, con 23.107 habitantes. En un auto de septiembre de 2017, el TSJ tumbó la vía administrativa al avalar la decisión del Pleno del Ayuntamiento de Murcia de rechazar esta pretensión. Entendió la Sala de lo Contencioso que no respondía al sentir mayoritario de los vecinos, pues se presentaron 7.175 firmas cuando eran necesarias 7.177 para poder iniciar el procedimiento. Pero una vez superado este varapalo judicial, la asociación Pro Ayuntamiento de esta pedanía está dispuesta a volver a la carga y quiere explorar la vía política, que consiste en convencer a los grupos municipales para que sea el Consistorio, a través de una decisión plenaria, el que solicite la apertura del proceso de independencia en la Comunidad.

En eso está ahora mismo el cabecilla de la agrupación vecinal, Francisco Plana, consciente de que lograr este objetivo será sumamente complicado, pues por ahora solo Cambiemos Murcia se muestra claramente favorable a que El Palmar deje de pertenecer a Murcia, como en su día lo hizo Santomera. Por ello, desde la asociación Pro Ayuntamiento se abren a otras fórmulas de descentralización, entre las que estarían los distritos que existen en ciudades como Madrid y Valencia, que tienen competencias en parques y jardines, para conceder licencias de obra, para imponer sanciones urbanísticas e incluso para celebrar matrimonios civiles.

El TSJ tumbó el trámite administrativo el año pasado porque faltaban dos firmas. Una solución serían los distritos que hay en Madrid y Valencia, con competencias hasta para celebrar matrimonios

«Lo mejor es el ayuntamiento, pero nosotros tenemos tres fines. En primer lugar, poder elegir directamente al alcalde pedáneo a través de una tercera urna en las elecciones municipales. También queremos contar con más presupuesto, pues es evidente que El Palmar no recibe lo que le corresponde por población, pero lo que especialmente demandamos es disponer de más autonomía en la gestión, con personal funcionario suficiente para poder gastar con eficacia el dinero», explica Plana, quien indica que «la junta municipal está desbordada para atender a una población de 23.000 vecinos» y que asuntos cotidianos tan simples como arreglar un bache en una calle «se llegan a eternizar por falta de recursos humanos». «Todos los pedáneos que ha tenido El Palmar durante la democracia, ya sean de PP, PSOE o ahora de Ciudadanos, se han partido el pecho por el pueblo. El problema está en este modelo de gestión absolutamente obsoleto que hay en Murcia. Incluso, con el Reglamento de Participación Ciudadana actual, el alcalde puede elegir directamente al pedáneo, sin tener en cuenta la decisión que toman los vocales de la junta municipal», explica el responsable de la plataforma por la segregación.

Más

Precedentes en el siglo XIX

La reivindicación de El Palmar no es nueva y ya se promovió sin éxito en los años 70 del pasado siglo XX. En el tumultuoso XIX, incluso, llegó a ser municipio independiente durante varios periodos. El primero, cuando se promulgó la Constitución de Cádiz de 1812, «que señalaba que aquellas poblaciones de más de mil almas debían tener ayuntamiento», más tarde durante el Trienio Liberal (1820-1823) y en otro periodo entre 1836 y 1851. «Hay en el Archivo Municipal cartas del alcalde de El Palmar quejándose de la obstrucción del alcalde de Murcia por los impuestos, que entonces se llamaban bienes de propios», relata Francisco Plana. Según él, hay un informe realizado por la Facultad de Economía de la Universidad de Murcia que indica que un hipotético Ayuntamiento de El Palmar tendría unos ingresos de 19 millones de euros y un superávit de 2,5 millones en los primeros años «porque no tendría deudas con los bancos».

El único grupo político que se muestra totalmente receptivo a la segregación de El Palmar es Cambiemos Murcia, cuyo concejal Sergio Ramos asegura que la gestión actual de este núcleo de población de 23.000 habitantes «es muy poco eficiente». «Con un ayuntamiento propio se prestarían mejores servicios, por lo que nosotros estamos dispuestos a llevar el asunto al Pleno de la Corporación para abrir el procedimiento», señala Ramos. El edil recuerda que se está abordando la reforma del Reglamento de Participación Ciudadana «y nosotros proponemos dar más competencias a las pedanías más pobladas, no solo para El Palmar sino también a Puente Tocinos o La Alberca, y atender mejor a las más alejadas del casco urbano».

 

Fotos

Vídeos