El Palmar estalla ante los problemas de inseguridad de los últimos meses

Protesta de vecinos en El Palmar, este jueves./Nacho García / AGM
Protesta de vecinos en El Palmar, este jueves. / Nacho García / AGM

Los vecinos piden más presencia policial y se organizan para visibilizar su problema con una manifestación

ALBERTO GÓMEZMurcia

El Palmar es, por población, la pedanía más importante que tiene el municipio de Murcia. Cerca de 24.000 personas viven en esta localidad que no para de crecer. Sin embargo, presenta un inconveniente muy importante que está exasperando a la gente que vive allí. La inseguridad se está convirtiendo en un problema que, con el paso del tiempo, lejos de entrar en vías de solución, no para de agrandarse y de ofrecer nuevos capítulos.

Ante esta situación, los vecinos han decidido no quedarse de brazos cruzados y tomar cartas en el asunto. Celebran reuniones periódicas y tenía previsto llevar sus quejas a la calle con una manifestación que se iba a celebrar este jueves, pero que finalmente quedó en una concentración.

La marcha por la vía pública no se pudo llevar a cabo por no contar con la preceptiva autorización de la Delegación del Gobierno por un fallo formal cometido en su solicitud, al tramitarse por escrito en papel y no a través del registro electrónico, que es dónde deben acudir las asociaciones, como la convocante de vecinos de El Palmar para pedir la realización de una manifestación.

Los asaltos a viviendas, los robos en coches y los hurtos en la calle se repiten casi diariamente

El centro de reunión fue el entorno del jardín de San Roque y la decisión de recorrer las calles en una nueva convocatoria para hacer su problema más visible fue casi unánime por parte de un grupo de ciudadanos que tiene los asaltos a viviendas, los robos en coches y los hurtos en la calle a la orden del día.

En los últimos meses los problemas de inseguridad en la localidad no paran de crecer y las víctimas demandan soluciones. La petición más repetida es la de que se aumente la presencial policial para que existan más recursos con los que hacer frente a los delincuentes, que, organizados en grupos, no paran de llevar a cabo actos delictivos casi a diario.

La concejal de Seguridad de Murcia, Lola Sánchez, ha exigido a la Delegación del Gobierno que incremente los recursos humanos de Policía Nacional y Guardia Civil para que la vigilancia crezca. Según fuentes del Ayuntamiento, desde el equipo de gobierno local han puesto al corriente de la situación a la Delegación tanto verbalmente como por escrito.

En la Concejalía de Seguridad recuerdan que en la sesión del pleno municipal celebrada en diciembre de 2018 se aprobó una moción para instar a la Delegación «a realizar las gestiones oportunas ante el Ministerio de Interior para aumentar las plantillas de la Guardia Civil y la Policía Nacional en el municipio de Murcia y para crear en El Palmar una comisaría de distrito de la Policía Nacional».

Desde la Delegación del Gobierno, precisaron este jueves a 'La Verdad' que la situación de inseguridad que se vive actualmente en El Palmar ocupar un lugar protagonista en las agendas diarias tanto de la Policía como de la Benemérita. Apuntaron que las patrullas de vigilancia se han incrementado y que la presencia policial se ha intensificado.

Sobre que El Palmar cuente con una comisaría en la Delegación insistieron en que no han recibido ninguna solicitud formal al respecto.

También recordaron que el Ayuntamiento debería reforzar la seguridad en la zona con más presencia de agentes de la Policía Local. Precisamente la falta de efectivos de este cuerpo en El Palmar es una demanda muy generalizada entre la ciudadanía de la población.

Más población que policías

El cuartel que se encuentra en la localidad murciana presta servicio también a otros puntos como San Ginés y Sangonera la Verde. En total, cubre una superficie de más de 36.000 habitantes con su plantilla de 20 agentes. Sin embargo, ayuntamientos con menos población presentan mejor ratio de agentes.

Es el caso de Lorquí, que tiene 7.000 ciudadanos censados y 23 agentes de policía. Otro ejemplo se encuentra en Alhama, donde 39 efectivos prestan servicio a 21.000 habitantes. En la actualidad, la Policía Local de Murcia tiene una plantilla que no alcanza los 500 efectivos contando a todos los mandos.

A lo largo del año, están previstas 20 jubilaciones. El cuerpo ha perdido unos 120 agentes en los últimos años. Ahora se encuentra en marcha la oposición para acceder a la policía municipal. Se reparten 56 plazas. Desde la Concejalía de Modernización de la Administración, precisan que a esta convocatoria le seguirá otra de 80 plazas.

La intención del equipo de gobierno también es la de convocar otro par de procesos durante este 2019.

«Entraron de madrugada en nuestra casa y se llevaron el coche, que acabó estampado»

Los ejemplos de la inseguridad en El Palmar se encuentran casi a diario. La madrugada son muchas veces la franja preferida por los delincuentes para actuar aprovechando la soledad nocturna.

Es lo que le pasó a una familia que vive en un dúplex que se encuentra en una zona residencial próxima al Hospital Virgen de la Arrixaca. Un día a medianoche, mientras dormía el matrimonio y su hija de tan solo 3 meses, unos jóvenes entraron en su vivienda rompiendo los cristales de una de las ventanas que tienen en la planta baja.

Salieron por la puerta con las llaves de los dos coches que tiene la pareja. Solo pudieron acceder en uno, que estaba aparcado en la calle en la puerta de la casa, porque el otro estaba en el garaje y no pudieron entrar a allí. Con el vehículo que se llevaron condujeron a toda velocidad, hicieron derrapes y circularon de forma temeraria. Le dieron un gran golpe y lo dejaron tirado en la zona de Los Rosales, donde fue encontrado por sus dueños.

«Entraron de madrugada en nuestra casa y se llevaron el coche, que acabó estampado», explicó a 'La Verdad' la mujer de la vivienda asaltada. El mercadillo 'Rin Ran Market' también sufrió pérdidas y desperfectos esta semana al ser asaltado y ha finalizado de forma precipitada la temporada a causa de ello.