Las obras en el Cuartel de Artillería harán del recinto un polo cultural

Operarios trabajando ayer en uno de los pabellones en los que se están ejecutando las obras de rehabilitación en el Cuartel de Artillería de Murcia. / nacho garcía / agm
Operarios trabajando ayer en uno de los pabellones en los que se están ejecutando las obras de rehabilitación en el Cuartel de Artillería de Murcia. / nacho garcía / agm

Los trabajos en dos de sus pabellones acabarán en julio y habilitarán los edificios para que acojan muestras y exposiciones

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La oferta cultural de la ciudad de Murcia se verá reforzada en julio, mes en el que está previsto que finalicen las obras que se están desarrollando en los pabellones 1 y 2 del Cuartel de Artillería.

Un entorno que se convertirá en una gran residencia artística que, en palabras del alcalde José Ballesta, «buscará poner en valor el talento murciano». Las obras se encuentran en su recta final y la previsión que maneja el equipo municipal determina que con un mes de trabajo estarán totalmente finalizados. Los edificios en los que se vienen realizando las tareas de rehabilitación desde el verano de 2018 se encontraban en desuso.

Inversión y superficie

3,1
millones se han destinado a sufragar los trabajos. El 80% ha sido financiado por fondos europeos.
5.200
metros cuadrados es la extensión que albergarán las edificaciones, que tienen planta baja y dos alturas.

Ahora el objetivo es sacarle el mayor partido posible como «símbolo cultural», precisó Ballesta. La superficie sobre la que trabajan los operarios es de 5.200 metros cuadrados. En las mejoras se han invertido 3,1 millones. De esa cantidad, el 80% ha sido financiado por fondos europeos. El pabellón 1 ha recibido 1,7 millones, mientras que al 2 se le han destinado 1,4.

El estreno, en el que trabaja Cultura,coincidirá con las fiestas del barrio carmelitano

La intención que maneja el equipo de gobierno es la de convertir estos edificios en espacios que rezumen cultura. Se están habilitando para que puedan albergar de forma cómoda muestras y exposiciones.

Artistas escénicos, plásticos y de cualquier disciplina tendrán cabida en los pabellones, que presentan una distribución con planta baja y dos alturas. La amplitud y homogeneidad que presentan sus espacios se quiere aprovechar desde la Concejalía de Cultura para explotar las posibilidades que pueden brindar estos pabellones para «la creación, el desarrollo, la difusión y la promoción artística».

Precisamente desde esta área del Gobierno local se encuentran trabajando en el diseño del programa de actividades que pondrá la nota de color en la jornada de inauguración que sirva para presentar al público las obras realizadas. Todavía no se conoce el día exacto de julio en el que tendrá lugar el estreno, pero sí es seguro que coincidirá con el desarrollo de las fiestas que se realizan ese mes en El Carmen.

El Cuartel de Artillería cumplirá en 2020 su primer centenario y lo hará con todos los pabellones en funcionamiento. Al margen de los dos en los que se están perfilando las obras, el recinto acoge en la actualidad la biblioteca Río Segura, el museo y el acuario de la Universidad de Murcia, el conservatorio profesional y los centros Cendeac y Párraga.

Recuperación histórica

El desarrollo de los trabajos en los edificios 1 y 2 ha supuesto la aparición de muros históricos, los cuales han sido recuperados e integrados en el resultado final por parte de los responsables de las tareas ejecutadas. Lo mismo ha sucedido con azulejos y escalones que se han descubierto y que pertenecían a otras décadas. Todos estos elementos han sido reutilizados en un intento de restaurar el legado histórico que ha ido apareciendo. En la misma línea, en las actuaciones llevadas a cabo en las fachadas de los dos pabellones se ha respetado la inspiración morisca que presentaban. En esta parte se han conservado los materiales originales y realizado actuaciones de ornamentación, carpintería y relleno de huecos.

Los edificios se encuentran a expensas de que concluyan los trabajos de pavimentación y algunos retoques de pintura en los suelos. Las últimas jornadas se destinarán a las labores de limpieza que supondrán la terminación de la obra. En su interior, los pabellones garantizarán la accesibilidad universal con la instalación de un ascensor en cada uno.

Las tareas de refuerzo estructural se encuentran finalizadas en los dos entornos. Lo mismo sucede con la rehabilitación de los balcones y la sustitución de la carpintería que se encuentra en el exterior. Las instalaciones de electricidad, climatización o sistemas contra incendios también están perfiladas.

Otro edificio histórico que recibirá un uso cultural será la Cárcel Vieja, para cuya rehabilitación se han interesado 10 empresas. Los trabajos se adjudicarán en verano y el inicio de los mismos está previsto para el próximo mes de septiembre.

Temas

Murcia