El Obispado encarga un proyecto para mejorar el entorno de la plaza de la Cruz

El documento será remitido a la Consejería de Cultura para que emita los permisos necesarios para actuar

ALBERTO GÓMEZ

La Diócesis ha tomado cartas en el asunto para mejorar el entorno de la plaza de la Cruz. La zona que se encuentra más deteriorada, producto principalmente del paso del tiempo, se ubica a los pies del conjunto, donde se encuentran algunos cascotes que corren riesgo de desprenderse y causar algún daño a los viandantes que transitan a diario por la zona, que es una de las más concurridas de la ciudad, por encontrarse al lado de la Torre de la Catedral. Desde el Obispado ya han contactado con una empresa constructora para que se encargue de la reforma. Se trata de la misma firma a la que también recurrió la Diócesis para realizar la rehabilitación que fue necesario acometer para restaurar algunas cornisas que se desprendieron de la zona del Museo de la Catedral.

La empresa con la que se ha puesto en contacto la Diócesis elaborará un proyecto que recogerá las actuaciones que es necesario realizar para arreglar el entorno. El texto que redacten los técnicos será remitido por parte del Obispado a la Consejería de Cultura porque será este organismo el que deberá emitir los preceptivos permisos e informes para que los trabajos se puedan realizar. Desde el Cabildo de la Catedral precisan que la intención es «reponer todas las partes que se encuentran dañadas en el entorno de la plaza de la Cruz para que todo quede subsanado». Al tratarse de una zona con un alto valor patrimonial, los trabajos no se pueden llevar a cabo de forma indiscriminada, sino que las actuaciones se deben consensuar con Cultura para que avale la realización de los trabajos previstos. En cualquier caso, la previsión es que las tareas puedan comenzar en las próximas semanas y en unos meses la zona esté arreglada.

Desde la Concejalía de Fomento del Ayuntamiento matizaron que el arreglo de los desperfectos no era competencia de su área sino de la Diócesis por estar la zona de actuación en el entorno de la Catedral. La ejecución de estas obras contribuirá a que la imagen de la plaza mejore. Una de las actuaciones que se llevará a cabo será arreglar los bordillos que están deteriorados a los pies de la plaza enfrente de Trapería.