Un nuevo sistema acortará los plazos para licitar pequeñas obras dentro de las pedanías de Murcia

El concejal de Pedanías, Marco Antonio Fernández. / J CARRIÓN
El concejal de Pedanías, Marco Antonio Fernández. / J CARRIÓN

El Gobierno local ultima la implantación de este mecanismo para reducir los contratos menores y evitar escándalos como el protagonizado por el exedil Cistóbal Herrero

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Gobierno local de Murcia quiere reducir a la mínima expresión los contratos menores en el ámbito de las pedanías, con el fin de evitar en la medida de lo posible que puedan producirse en el futuro escándalos como el revelado esta semana por 'La Verdad' y que se saldó con la detención del exconcejal Cristóbal Herrero y nueve constructores por su relación con la presunta adjudicación ilegal de cientos de contratos menores en pedanías.

Una de las medidas que se está ultimando en la Glorieta en este sentido es la implantación de un sistema dinámico de adquisición que sirva para canalizar las contrataciones de aquellas obras que no entrañen una especial complejidad.

Contratos horizontales

De esta manera, el equipo de gobierno pretenderá que estas pequeñas obras tengan una licitación que presente unos plazos muy reducidos, lo que agilizará la gestión de arreglos de pequeña envergadura que tengan que hacer las juntas.

No es esta la única medida en la que trabajan. También se va a poner en marcha la realización de grandes contratos horizontales para el mantenimiento tanto de la vía pública como de los edificios municipales. Asimismo, se incluirán las prestaciones de aquellos servicios que resultan más demandados en los territorios de las pedanías. Esta medida se comenzó a trabajar hace tres años, que fue cuando empezó a ejecutarse un estudio que recogiera los conceptos que más contratos menores habían generado en las juntas municipales con el objetivo de que se pudieran priorizar los gastos que resultan más comunes en las pedanías.

El uso de 'Clara'

Estas actuaciones que se van a poner en marcha se unen a otras implantadas durante la última legislatura para dotar de la mayor agilidad posible la gestión en pedanías. Por ejemplo, en ocho de ellas se implantó en una fase piloto el uso de una plataforma llamada 'Clara', que sirve para canalizar la oferta pública de contratos menores. Esta aplicación asegura la libre concurrencia de todos los proveedores que estén dados de alta en el sistema, cuando se requiera la adjudicación de uno de los servicios que son de su competencia profesional.

Otra medida que adoptó el equipo de gobierno fue establecer un límite al importe que puede facturar un solo proveedor cuando se sumen todos los contratos menores. Ese límite se sitúa en los 40.000 euros en el caso de las obras y en los 15.000 para las adquisiciones y los servicios.

Con todo ello no solo se pretende reducir al máximo la discrecionalidad en la adjudicación de contratos, sino que se impide, como ocurrió con la trama destapada por 'La Verdad', que unas pocas empresas se repartan buena parte de los contratos.

En el caso de la supuesta trama de contratación ilegal que había liderado el exedil Herrero, la Policía investiga el destino de 9 millones adjudicados en obras menores para pedanías del municipio.

Más

Temas

Murcia