Murcia no registra casos autóctonos de sarampión desde hace dos décadas

Presentación de los datos sobre las enfermedades del sarampión y la rubeola, este miércoles./Ayto. de Murcia
Presentación de los datos sobre las enfermedades del sarampión y la rubeola, este miércoles. / Ayto. de Murcia

El último brote se remonta al año 2012 y afectó a tres miembros de una familia foránea

SÓCRATES SÁNCHEZ

El municipio no ha registrado ningún caso autóctono de sarampión en veinte años ni de rubeola en la última década. Así lo indicó ayer el concejal de Deportes y Salud, Felipe Coello, que presentó los datos junto al Jefe de Servicio de Sanidad, Eduardo González; y el Jefe de Vacunas, José Luis Olivares.

El concejal destacó que «el municipio de Murcia se ha comportado como un lugar seguro, con una sólida inmunidad de grupo, proporcionada por la excelente cobertura vacunal y una gran capacidad de respuesta del sistema sanitario. Desde 1999 se han evitado unos 100.000 casos de sarampión en la ciudad». El último brote se remonta al año 2012, y afectó a tres miembros de una misma familia no residentes en Murcia.

En el año 2017 la Organización Mundial de la Salud declaró que España estaba libre de sarampión, tras pasar un periodo de 36 meses sin transmisión endémica.

En muchos países todavía es una enfermedad endemo-epidémica, y según la OMS produce unas 100.000 muertes al año, la mayoría en países subdesarrollados. En Europa la mayoría de los casos decretados se concentran en países como Ucrania, Rumania y Albania.

El sarampión es una enfermedad infecciosa y contagiosa, y que hasta hace unos años casi todas las personas contraían en algún momento de su vida, generalmente durante la infancia. En cuanto a la rubeola, en el año 2016 la OMS declaró que España estaba libre de esta enfermedad, también en este caso, y como marca el protocolo, tras un periodo de 36 meses sin transmisión endémica. En el municipio de Murcia no se ha contabilizado ningún caso de rubeola desde 2008, año en el que se declaró un solo caso. «Son 10 años sin la presencia de este virus, y desde entonces se han evitado unos 50.000 casos de rubeola», añadió Felipe Coello.

Coello destacó que «la desaparición de estas dos enfermedades en un territorio como el municipio de Murcia, que cuenta con una población de 440.000 habitantes, durante tanto tiempo, constituye un hito histórico, una prueba del progreso de la ciudad como un lugar cada vez más seguro y saludable para sus habitantes».