«¡Murcia, qué hermosa y generosa eres!»

El cirujano Pascual Parrilla besa a la enfermera Rosa Blanco, ya jubilada, tras recoger la Medalla de Oro de la ciudad concedida al equipo de trasplantes del hospital de La Arrixaca./Javier Carrión / AGM
El cirujano Pascual Parrilla besa a la enfermera Rosa Blanco, ya jubilada, tras recoger la Medalla de Oro de la ciudad concedida al equipo de trasplantes del hospital de La Arrixaca. / Javier Carrión / AGM

El equipo de trasplantes de La Arrixaca, Los Parrandboleros y el grupo Virgen de la Vega recibieron sus distinciones en el 753 aniversario de la creación del Concejo. El hermano de la cantante Mari Trini recogió el título de Hija Predilecta de la Ciudad, a título póstumo

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

«¡Murcia, qué hermosa eres!» dice la letra de La Parranda con la que el Orfeón Fernández Caballero abrió ayer el acto conmemorativo del Día de Murcia. «¡Y qué generosa eres!» añadió Rosa Blanco, enfermera jubilada del equipo de trasplantes de La Arrixaca, liderado por el cirujano Pascual Parrilla, que ayer fue distinguido con la Medalla de Oro de la Ciudad. Con una gran ovación y el público puesto en pie en el salón de columnas del Palacio Almudí, Parrilla reclamó a su lado a «una persona extraordinaria, experta en convencer a los familiares para que donaran los órganos de quienes habían fallecido, y gracias a la cual Murcia se halla hoy a la cabeza de España y del mundo en la donación de órganos», recordó.

Parrilla recordó la reprimenda del Ministerio en 1988 «por nuestro primer trasplante de hígado»

La entrega de honores y distinciones se celebró coincidiendo con que el próximo martes se cumplen 753 años de la constitución del Concejo, antecedente medieval del Ayuntamiento, otorgado por fuero de Alfonso X el Sabio. El alcalde, José Ballesta, junto a miembros de la Corporación municipal, presidió el acto, en el que manifestó que «somos los actuales herederos de un largo pasado de esfuerzos, perseverancia y tenacidad, y debemos atrevernos a decir que tenemos raíces e identidad».

Carmen Carrasco dedicó la Medalla de Oro a su hermana, Milagros, que creó el grupo folclórico Virgen de la Vega

La primera distinción fue para la cantante murciana Mari Trini que, por acuerdo del Pleno de 2 de abril de 2019, fue nombrada Hija Predilecta de la Ciudad, a título póstumo. Recogió el título acreditativo su hermano, Gonzalo, quien lamentó que «no lo haya podido recibir en vida», si bien aseguró que «estará participando de este momento viéndonos desde el cielo». María Trinidad Pérez-Miravete Mille, Mari Trini, fue una de las cantantes y compositoras españolas más destacadas de los años 70 y 80, y cosechó grandes éxitos que le permitieron vender más de 10 millones de discos en España y Latinoamérica. Su hermano recordó que «enfermó de nefritis cuando era pequeña lo que la obligó a guardar reposo, y fue entonces cuando mi padre le regaló una guitarra y empezó a componer canciones. Con 14 años superó la enfermedad y con 16 años comenzó a viajar a París, Londres, Madrid y Barcelona donde trabajó con grandes cantantes y compositores del momento como Serrat, Aute y Patxi Andion, entre otros».. Autora de decenas de canciones de amor -'Yo no soy esa', 'Cuando me acaricias', 'Un hombre marchó', 'Yo confieso'- fue una precursora de la defensa de los derechos de la mujer a través de sus letras y melodías.

'Amores' de Manuel Manjón

Manuel Manjón, presidente de Los Parrandboleros, grupo que recibió la Medalla de Plata coincidiendo con el 20 aniversario de su creación, tuvo un recuerdo especial para Mari Trini «a quien conocí personalmente y con quien estuvimos a punto de grabar un disco. En su honor, la segunda canción que compuse la llamé 'Amores'». También aludió a los orígenes del grupo y a su primera actuación en el Romea, merced a que el entonces concejal de Cultura, Antonio González Barnés, creyó en su proyecto. También tuvo palabras de felicitación para el grupo Virgen de la Vega y para el equipo de trasplantes, del que dijo que «es un lujo saber que está en La Arrixaca». Del doctor Parrilla, apuntó que «a sus alumnos -él estudio Medicina- nos decía que cuando fuéramos a ver a un enfermo nos sentáramos en la cama, lo tocáramos y habláramos con él».

Los Parrandboleros, que con sus serenatas, boleros y parrandas llevan el nombre de Murcia por todo el mundo, interpretaron ayer dos piezas: 'Amores', dedicada a Mari Trini, y 'Murcia bonica'.

El Grupo Folclórico Virgen de la Vega, que cumple medio siglo defendiendo las raíces murcianas, con el fomento del baile, el canto y la gastronomía, recibió también la Medalla de Oro. Lo recogió su presidenta, Encarnación Carrasco, quien recordó que hace 50 años inició el proyecto su hermana Milagros, fallecida en 2016. La presidenta aseguró que «hemos creado un estilo propio, uniendo tradición y modernidad».

El cirujano Pascual Parrilla, en representación del equipo del que forman parte Pablo Ramírez, Ricardo Robles, Francisco Sánchez Bueno y José Manuel Rodríguez, entre otros, relató las vicisitudes para llevar a cabo el primer trasplante de hígado en Murcia, intervenciones que se iniciaron en 1984 en Barcelona y en 1986 en Madrid. «Teníamos un paciente en Murcia y nos avisaron de que había un donante en Almería. Compramos billetes para el avión Barcelona-Murcia-Almería y, una vez allí, no teníamos como regresar de forma inmediata. Lo dije y nos consiguieron dos helicópteros porque en uno no cabíamos todo el equipo. Lo peor fue que, dos o tres días después, me llamaron del Ministerio de Sanidad -no diré quién, pero era el año 1988- para aclararme que solo se podían hacer trasplantes hepáticos en Madrid y Barcelona».