El Ayuntamiento de Murcia pretende decomisar el dinero obtenido por los 'gorrillas'

Agentes de la Policía Local actúan contra los gorrillas en un aparcamiento./Policía Local
Agentes de la Policía Local actúan contra los gorrillas en un aparcamiento. / Policía Local

El Consistorio contará con una ordenanza específica para actuar contra los aparcacoches. El texto, que el equipo de gobierno confía que pueda entrar en vigor en octubre, contempla sanciones de hasta 3.000 euros para los infractores

ALBERTO GÓMEZ

Los técnicos de la Concejalía de Seguridad Ciudadana trabajan en el diseño de una nueva normativa que pondrá el foco sobre la actividad irregular que desarrollan los aparcacoches, conocidos comúnmente como 'gorrillas'. El borrador de la ordenanza contempla sanciones económicas de hasta 3.000 euros para los infractores. En la actualidad, el texto se encuentra a expensas del preceptivo informen que emitan los servicios jurídicos municipales. Las consideraciones de este documento se tendrán en cuenta en la ordenanza. Los plazos que manejan en la Concejalía son que el borrador pueda ir al Pleno ordinario de septiembre. Después, se expondrá públicamente durante 30 días y se volverá a llevar al Pleno, por lo que su entrada en vigor puede llegar en octubre.

La ordenanza en la que trabaja el Ayuntamiento se está inspirando en otras similares que tienen ciudades como Alicante, Sevilla, Burgos, Valencia, Madrid y Barcelona. Además, tiene en cuenta el texto tipo en esta materia que elaboró en 2018 la Federación Española de Municipios y Provincias. El concejal Eduardo Martinez-Oliva señaló que «en el mes que llevo como responsable de seguridad, el 70% de las visitas que he recibido han sido para hablar de problemas con los 'gorrillas'». También aseguró que «cada día firmo unas 16 sanciones contra este colectivo con multas de hasta 601 euros».

Autoridad judicial

La ordenanza recogerá que los policías hagan primero una labor informativa avisando a los infractores de que deben desistir de su actividad. También se les trasladará información de los recursos sociales que brinda el Ayuntamiento. En caso de que el individuo continúe con la labor irregular, los agentes tramitarán la correspondiente denuncia, que acarrea una sanción de índole económica. Además, los agentes podrán remitir a la autoridad judicial competente al infractor por un delito de desobediencia.

Uno de los aspectos novedosos que introducirá la ordenanza es que faculta a la Policía Local para que pueda decomisar los medios empleados por los 'gorrillas' para desarrollar su actividad, así como los beneficios, incluido el dinero, que obtengan de su 'trabajo'. Este material, una vez dictada una resolución firme y transcurridos dos meses sin que el titular los haya recuperado, será destruido o entregado de forma gratuita a entidades sin ánimo de lucro que tengan una finalidad social. Ante las preguntas sobre el respaldo normativo de esta medida, la del decomiso, el concejal consideró que quedaría habilitada de manera suficiente con la ordenanza municipal, al tratarse de ganancias obtenidas de una actividad ilícita.