Murcia recobra el pulso normal tras los daños por la gota fría

El cauce del río, ayer, con la presencia de espumas blancas. / huermur
El cauce del río, ayer, con la presencia de espumas blancas. / huermur

Huermur pide que se investigue la aparición de espumas blancas en el río después de las lluvias

LA VERDAD / AGENCIASMurcia

Los servicios municipales, coordinados por la Policía Local, trabajaron para minimizar los efectos de las fuertes lluvias caídas en la tarde del martes en el municipio y que se pudiera volver lo antes posible a la normalidad.

La jornada en la que el territorio estuvo en alerta naranja se cerró sin daños significativos, aunque sí que hubo zonas que se inundaron. Varias calles y carreteras tuvieron que ser cortadas al tráfico y algunas líneas de transporte público suspendidas. Según los cálculos de Aguas de Murcia, las precipitaciones más importantes se registraron en Agridulce, con 40 litros por metro cuadrado; en Ronda Sur, con 35, y en el entorno de la Contraparada, donde se alcanzaron los 27 litros.

Por otra parte, la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) denunció ayer ante la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y la Consejería de Agua la aparición de unas espumas blancas en el cauce del río Segura a su paso por la ciudad.

«No es la primera vez que ocurre, pues cada vez que llueve a las pocas horas aparecen estas espumas de color blanco en el tramo urbano de la capital», recuerda Huermur. Una repetida situación que ya acumula una gran cantidad de denuncias de ese colectivo ante el organismo de cuenca y la Comunidad Autónoma, «sin que a día de hoy estas administraciones hayan solucionado el problema», denunció.

Las precipitaciones acaecidas esta semana no tuvieron apenas repercusión en los pantanos de la cuenca, según la CHS, que calificó como «escaso» el aporte que trajeron las lluvias debido a que se dejaron notar especialmente por las localidades de la costa. En cuanto a los embalses, el único incremento de volumen destacable se produjo en el de la Fuensanta con una crecida de 0,33 hectómetros cúbicos.

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconsejó a los afectados por las lluvias que cuando reclamen indemnizaciones por daños aporten fotografías, vídeos, recortes de prensa y las actuaciones de los ayuntamientos como material probatorio.