Desagravio al Conde de Floridablanca

Estado actual de la efigie./Edu Botella / AGM
Estado actual de la efigie. / Edu Botella / AGM

El monumento recuperará su esplendor, y su mano derecha, gracias a un proyecto de restauración

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

La estatua del Conde de Floridablanca lleva tiempo sin su mano derecha. Se cayó de vieja, literalmente, «debido al mal estado de conservación». Así lo explica el concejal de Educación, Relación con las Universidades y Patrimonio, Rafael Gómez que, en una de sus últimas iniciativas -no va en las listas municipales del PP para el 26-M- ha llevado a Junta de Gobierno el proyecto y pliego de condiciones para ejecutar los trabajos de restauración del monumento que preside el jardín de Floridablanca, una escultura de Santiago Baglietto de 1848.

La rehabilitación se podrá realizar 'in situ', en el jardín, y afectará al basamento, pedestal y fuste de la columna

Esta será la primera restauración de un proyecto más ambicioso para recuperar varios monumentos al aire libre, entre los que se hallan los dedicados a Ricardo Codorníu, situado en la plaza de Santo Domingo; el Maestro Fernández Caballero, en la plaza de Romea; el Poeta Ricardo Sánchez Madrigal, en la Plano de San Francisco; y la escultura homenaje al Poeta Jara Carrillo, también en el jardín de Floridablanca.

La Junta de Gobierno dio ayer luz verde al pliego de condiciones para llevar a cabo no solo la restauración de la escultura dedicada al Conde Floridablanca, sino que los trabajos también afectarán a basamento, pedestal y fuste de la columna. La inversión será de 67.000 euros.

La empresa que resulte adjudicataria deberá contar con un equipo propio de restauradores profesionales cuyo trabajo supervisará la arqueóloga municipal, Carmen Martínez, y diversos técnicos de la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma, ya que el monumento se ubica en un entorno considerado Bien de Interés Cultural (BIC) como es el jardín de Floridablanca.

La empresa deberá limpiar de forma integral todo el conjunto y eliminar posibles revestimientos añadidos, extraer las eflorescencias salinas acumuladas en la piedra y consolidar la estructura del monumento dando estabilidad al conjunto de la escultura, todo ello en un plazo de tres meses.

Los trabajos se podrán realizar sin desmontar la escultura y, por tanto, 'in situ' en el jardín de Floridablanca, aunque será la empresa adjudicataria la que tendrá la última palabra y decidirá, en última instancia, si hay alguna pieza que desmontar para llevar al taller.

Tallas en piedra

El concejal Rafael Gómez explicó a 'La Verdad' que «desde el Ayuntamiento queremos recuperar el rico patrimonio que tenemos en Murcia al aire libre». Por este motivo, se ha llevado a cabo un plan director para el estudio y diagnóstico de varias esculturas. Este plan pretende abarcar tanto a las esculturas realizadas en piedra natural -serán las primeras en restaurar por su mayor grado de deterioro-, como las compuestas por otros materiales, como bronce, aluminio o acero.

En una primera fase está previsto realizar un estudio en profundidad sobre las distintas patologías. Empresas especializadas determinará cómo están las obras y apuntaran los tratamientos idóneos. En una segunda fase, se llevará a cabo la limpieza mecánica con la eliminación de restos acumulados por el paso de los años.

Para el primer bloque de este plan (esculturas realizadas en piedra natural o mármol) se ha considerado necesario realizar una selección de aquellos monumentos que por su valor patrimonial, y por ser las obras de algunos de los escultores más representativos de la identidad de la ciudad y de la época en la que fueron realizados, se encuentran en una situación más deteriorada, como son las esculturas de José Planes Peñalver (Espinardo 1891-1974).

Una de estos monumentos, la talla de piedra en homenaje al poeta Pedro Jara Carrillo, está situado también en el jardín de Floridablanca. Cualquiera que pase por delante de la estatua podrá comprobar el deterioro de la piedra, especialmente en la nariz y en la mano derecha.

El monumento que representa la efigie de Ricardo Codorníu sobre un pedestal al pie del cual se encuentra una niña con un ramo de flores se reubicó frente al ficus de Santo Domingo. Pese a la última restauración llevada a cabo en 2013 por José Planes Lastra, nieto del autor, que reconstruyó algunos volúmenes que faltaban en la obra, la escultura presenta aún daños fruto del paso del tiempo.

Lo mismo ocurre con otras dos obras, en piedra, también de José Planes Peñalver: las dedicadas al Maestro Fernández Caballero, en la plaza de Romea y al Poeta Sánchez Madrigal, frente al Palacio Almudí.