Los meteorólogos confían en que los niveles de contaminación remitan el lunes

Una capa cubre la ciudad de Murcia, en una fotografía captada a primera hora de la mañana de ayer desde el campus de la UMU en Espinardo. / Guillermo Carrión / AGM
Una capa cubre la ciudad de Murcia, en una fotografía captada a primera hora de la mañana de ayer desde el campus de la UMU en Espinardo. / Guillermo Carrión / AGM

El PSOE reclama autobuses gratuitos y alerta de que la estación de San Basilio no mide las partículas más perjudiciales

David Gómez
DAVID GÓMEZ

El cambio de las condiciones climáticas anunciado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para pasado mañana, cuando está prevista la entrada de vientos de componente este (Levante), permitirá 'limpiar' la atmósfera y contribuirá a que los altos niveles de contaminación que sufre Murcia estos días comiencen a remitir.

En eso confía al menos el responsable de la delegación territorial de la Aemet en la Región, Juan Esteban Palenzuela, quien confirma que la situación anticiclónica que se ha vivido esta última semana, con ausencia total de lluvias y vientos, trae consigo altas presiones que no dejan escapar los elementos contaminantes que se producen en las ciudades por el tráfico rodado y la actividad industrial, principalmente las partículas respiratorias en suspensión (PM10), hacia niveles superiores de la atmósfera. Así, estos se acumulan en capas inferiores, con lo que se disparan los registros en las estaciones de medición y se forma ese manto que se ha podido observar algunas veces sobre las urbes en las primeras horas de la mañana.

Los valores que marcaba la estación de San Basilio con respecto a la contaminación en la ciudad seguían siendo preocupantes. El jueves se cerró con una media de 70 microgramos por metro cúbico de partículas PM10, cuando el umbral máximo está en 50. Ayer, al cierre de esta edición, los niveles continuaban siendo superiores a 50, lo que significa que, si hoy no se produce una bajada y se encadenan tres jornadas consecutivas por encima del límite recomendado, el Ayuntamiento de Murcia tendrá que elevar en un estadio el nivel de alerta, pasando de la situación de aviso en la que se está ahora mismo a la de episodio de contaminación atmosférica, según establece el protocolo.

Esto implica instaurar medidas como la restricción de la circulación de vehículos por la Ronda Oeste, la suspensión de las obras que generen contaminantes, el mayor control de la zonas de carga y descarga y la prohibición de utilizar sopladores en las tareas de limpieza, así como evitar los derribos salvo casos de urgente necesidad, entre otras cosas.

Rifirrafe político

El repunte de la contaminación ha provocado, además, el primer rifirrafe político del año 2019 entre Partido Popular y PSOE. El candidato socialista a la alcaldía, José Antonio Serrano, mostró la preocupación de su partido por la situación de la calidad del aire en la capital, reclamando al equipo de gobierno medidas extraordinarias como la gratuidad de los autobuses durante estos días de elevada polución. José Antonio Serrano, asimismo, plantea la construcción de una estación medidora más moderna, ya que la de San Basilio no mide, según él, las partículas respiratorias en suspensión PM2,5, que son más pequeñas que las PM10 y que tienen un mayor perjuicio para la salud humana.

El aspirante del PSOE a la alcaldía, que es médico y jefe de Urgencias del Hospital Morales Meseguer, advierte de que estas partículas PM 2,5 «son las que llegan a lo más profundo del alveolo del pulmón». Citó estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que así lo indican. Serrano señala, asimismo, que el protocolo que tiene el Ayuntamiento «establece niveles y aporta recomendaciones», pero no contempla medidas efectivas.

El planteamiento de autobuses gratuitos fue rechazado por el concejal de Movilidad Urbana, Eduardo Martínez-Oliva, quien recordó que «proponer un transporte público gratis es, ante todo, una falacia, porque lo que es gratis lo pagamos todos los murcianos, los que suben al autobús y los que no». «En el PSOE han perdido la medida del coste de las cosas al ver que la presidencia del Gobierno de España quiere que creamos que el Falcon que trasladó a Pedro Sánchez de concierto costó a los españoles 283 euros», respondió con ironía el responsable municipal. Serrano, por su parte, contestó que «lo realmente caro será curar los problemas respiratorios y cardiovasculares que puedan sufrir los murcianos por la contaminación».

También criticó la iniciativa del PSOE la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Urbanos Colectivos, que lanzó un comunicado rechazando la propuesta.

Por otra parte, Ecologistas en Acción solicitó al Gobierno regional del Partido Popular y al Ayuntamiento de Murcia «que no intenten minimizar ante la opinión pública la gravedad de este tipo de situaciones, puesto que se trata de una contaminación que afecta directamente a la salud de la ciudadanía, razón por la cual se establecen límites legales y protocolos de actuación frente a episodios contaminantes, en aras a proteger a la población». Denuncia Ecologistas que la red regional de medición de la calidad del aire se encuentra obsoleta, con medidores que han superado su vida útil.

Más