El mediador y la Policía de Ocio rebajarán la tensión entre vecinos y hosteleros

Antonio Navarro (i) presidió el Consejo Sectorial del Ruido. durán/ A.
Antonio Navarro (i) presidió el Consejo Sectorial del Ruido. durán / A.

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Una de las novedades más importantes incorporadas a la normativa municipal es la figura del mediador de ocio, que tendrá el cometido de intermediar en la solución de los conflictos que surjan derivados de la contaminación acústica relacionada con el ocio y la aplicación del plan zonal. Asimismo, en el plazo de tres meses comenzará a prestar servicio un cuerpo específico de Policía de Ocio, con el objetivo de intensificar el control del orden público y de los locales en cuanto a la contaminación acústica. Esta vigilancia se verá reforzada además por el incremento de las labores de inspección ambiental en cuanto a la adaptación de los locales existentes a la ordenanza de protección del medio ambiente contra el ruido y vibraciones.

El Ayuntamiento realizará campañas institucionales de concienciación y sensibilización sobre la problemática del ruido, especialmente en los meses de septiembre/octubre y marzo/abril, de cada año, dirigidas a los locales, usuarios y residentes de la zona. La Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente también se encargará de diseñar los carteles que deberán colocar en sus fachadas los locales de la zona de protección acústica especial.