Mayores y jóvenes convivirán en un edificio municipal con alquileres asequibles

La concejala delegada de Mayores, Discapacidad y Cooperación al Desarrollo, Paqui Pérez, este martes./Ayto. de Murcia
La concejala delegada de Mayores, Discapacidad y Cooperación al Desarrollo, Paqui Pérez, este martes. / Ayto. de Murcia

El proyecto, llamado 'Almajov', es una experiencia piloto que pretende dar respuesta a la necesidad de vivienda adaptándose a los cambios sociales y familiares

EFE

Una veintena de familias jóvenes con hijos y de mayores con escasos recursos podrán acceder a viviendas con alquileres accesibles a través del proyecto municipal «Almajov», una experiencia piloto de «convivencia intergeneracional» que pretende dar respuesta a la necesidad de vivienda adaptándose a los cambios sociales y familiares.

Se trata de un proyecto de la Concejalía de Mayores, Discapacidad y Cooperación que pondrá en valor un edificio municipal ubicado en Ronda Sur y construido en 2010 para alojar a familias expropiadas pero que nunca llegó a usarse, explicó la titular del ramo, Paqui Pérez.

En el edificio hay un total de 21 viviendas y el objetivo es que la mitad de ellas estén ocupadas por familias jóvenes con hijos menores y la otra mitad, por mayores de 65 años, de manera que se puedan organizar actividades culturales y sociales conjuntas. Las viviendas destinadas a mayores de 65 años serán, prioritariamente, para personas que viven solas, o bien parejas, matrimonios, hermanos u otros núcleos de parentesco con una renta no superior al 1,5 por ciento del Iprem. En cuanto a las familias jóvenes, sus miembros deben ser menores de 36 años, tener menores a su cargo y una rente entre el 1,5 y el 2,5 por ciento del Iprem.

El primero de los colectivos pagará por el alquiler entre 100 y 150 euros mensuales y el segundo, entre 250 y 350, y el objetivo es que las familias residan en esta modalidad de viviendas un máximo de 7 años. Para ello, el servicio de Empleo colaborará con estas familias incluyéndolas en las bolsas de empleo y programas de formación, de manera que mejoren su empleabilidad y, por tanto, sus salarios. El área municipal de Vivienda redactará las bases de la convocatoria, que incluirán entrevistas personalizadas con los candidatos, puesto que se valorarán sus capacidades y habilidades de convivencia, su implicación en las actividades intergeneracionales que se propongan y su compromiso de colaboración mutua.

De las 21 viviendas que hay en este edificio municipal, 14 son pisos de tres dormitorios que ocuparán las familias jóvenes y las otras 14 son estudios de unos 27 metros cuadrados destinados a los mayores y que tienen la particularidad de que tienen espacios individuales (un dormitorio, una sala de estar y un baño) y otros compartidos entre dos viviendas (comedor y cocina) para fomentar la convivencia. Pérez consideró que el proyecto se pondrá en marcha en un plazo aproximado de 6 meses, puesto que actualmente se están amueblando las cocinas y resto de dependencias de las viviendas, y ha subrayado que este es el primer proyecto de estas características en la región y que cuenta además con muy pocos antecedentes en toda España.