El mapa de ruido llegará hasta Centrofama, la Catedral, Juan Ramón Jiménez y Condestable

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La zona de actuación que abarcará el Mapa de Ruido de Ocio se ampliará con la inclusión de la avenida Juan Ramón Jiménez, el entorno de la Catedral, la zona Condestable y los alrededores de Centrofama, donde existen varios lugares de ocio para jóvenes. Esta fue una de las cuestiones que se anunció ayer durante la reunión del Consejo Sectorial del Ruido, que tuvo lugar en el edificio municipal de Abenarabi.

Los técnicos también informaron de que se está procediendo a la actualización de los resultados de las mediciones que se realizaron en 2017 para determinar el estado acústico que presentaban las llamadas zonas de protección especial. En la actualidad está incluido el entorno del campus de La Merced, la avenida Alfonso X el Sabio y los barrios de San Lorenzo, Santa Eulalia, San Juan y San Pedro. Además, los técnicos estudian incluir el Infante Juan Manuel.

La información obtenida hasta la fecha ha procedido de los datos aportados por las estaciones distribuidas por las zonas objeto de análisis por medio de nueve puntos de medición. En cada uno de ellos, se ha almacenado información durante un tiempo mínimo de tres semanas. Asimismo, los técnicos han llevado a cabo 8.000 mediciones itinerantes. Los resultados han arrojado la existencia de 310 fuentes emisoras de ruido como consecuencia de actividades de ocio. Noventa tienen que ver con terrazas, veinte con zonas de acumulación o movimiento de personas y doscientas con la emisión de sonidos que provocan las puertas de entrada y salida de locales.

Todos los datos en el entorno de La Merced y Alfonso X están recabados, por lo que los técnicos comenzarán en breve a tomar medidas concretas. En San Lorenzo, Santa Eulalia, San Juan y la plaza de las Flores falta terminar el perfil acústico en día laborable, mientras que en las plazas Balsas y Cristo del Rescate tienen que ejecutar las mediciones en continuo durante varios días seguidos.

Durante 2018, se tramitaron un total de 793 expedientes sancionadores. En lo que va transcurrido de 2019, se han registrado 526. De ellos, 87 estuvieron relacionados con el exceso de ruido de música procedente de locales de ocio o con molestias por el sonido que genera el funcionamiento de aparatos de aire acondicionado de establecimientos. 167 se han debido a ruidos vecinales, 164 a solicitudes de inspección técnica, 81 a peticiones para adoptar medidas correctoras, 12 al incumplimiento de esas medidas, 14 por ruidos provocados por animales y uno por el uso de megafonía en la vía pública.

En cuanto al Mapa Estratégico del Ruido, están terminadas las mediciones en el 70% de la superficie del municipio.

Temas

Murcia