Ballesta y Ciudadanos, juntos, pero (aún) no revueltos

Gómez y Ballesta estrechan la mano tras firmar el acuerdo para el Presupuesto de 2018. / alfonso durán
Gómez y Ballesta estrechan la mano tras firmar el acuerdo para el Presupuesto de 2018. / alfonso durán

PP y Ciudadanos viven un idilio en este final de mandato tras un comienzo difícil

David Gómez
DAVID GÓMEZ

José Ballesta cogió el bastón de mando el 13 de junio de 2015 sin la menor garantía de que iba a conservarlo durante los siguientes cuatro años. A diferencia de lo que pasaba en la Comunidad, no existía un solo papel firmado que comprometiera a Ciudadanos, el aliado preferente del PP por cercanía ideológica, a asegurarle la estabilidad a cambio de la aplicación de una serie de medidas de gobierno. Tampoco había demasiada afinidad con el portavoz, Mario Gómez, y el alcalde prefirió recurrir al PSOE para aprobar sus dos primeros Presupuestos. Pero todo ha variado desde hace unos meses y Cs se ha acercado en el Ayuntamiento al PP, con quien acordó las pasadas cuentas públicas, negocia las próximas y se alía cada vez más en los Plenos para aprobar mociones conjuntas y rechazar las propuestas de la izquierda.

¿A qué se debe ese giro? ¿Se está gestando una futura coalición de gobierno? «Han influido mucho los cambios en la Corporación», responde Mario Gómez a la primera pregunta. «Se fue José Ignacio Gras (el portavoz del PSOE que dimitió) y los socialistas no están por la labor de ayudar a Ballesta. Entonces, ha acudido a nosotros», remarca el edil, que reivindica que el grupo no ha modificado su forma de trabajar y pone como ejemplo la última reunión de la comisión social del AVE. «Denuncio lo mismo de siempre, como el sobrecoste del soterramiento que ha confirmado el Tribunal de Cuentas, pero ahora vienen a felicitarme desde el PP cuando antes ocurría lo contrario», recuerda.

Insiste el líder local que la formación naranja siempre está abierta a consensos con todo el que está dispuesto a tener en cuenta sus planteamientos. Es la nueva predisposición del PP desde el pasado verano, dice, la que ha facilitado posturas comunes en asuntos como el transporte público o la contaminación atmosférica. PSOE, Ahora y Cambiemos le acusan de crear un rodillo por la derecha. «Antes era el PP el que se quejaba de que formábamos un tripartito con PSOE y Podemos por los pactos que alcanzamos en las pedanías. Es lo que tiene estar en el centro político», explica.

Cs no garantiza una coalición de gobierno tras las elecciones con los populares, con los que se alía en cada Pleno para aprobar mociones y negocia el Presupuesto

A la segunda pregunta, la de la posible coalición de gobierno a partir de mayo, Mario Gómez asegura que su partido no acude a la cita con las urnas con una posición fijada. Dependiendo del resultado, se verá qué alianzas se pueden establecer. El portavoz todavía no confirma si se presentará a las primarias para ser candidato a la Alcaldía, pero sí admite que va a realizar en las próximas dos semanas un sondeo entre las bases de su partido para conocer su opinión y, a partir de ahí, tomar la decisión definitiva de presentarse o no. Todo apunta a que será que sí.

En el PP se tiene asumido que, salvo el poco probable caso de obtener los quince ediles que le permitirían caminar en solitario, habrá que acercarse a Ciudadanos. Principalmente, porque es el único partido dispuesto a gobernar con ellos, junto a Vox. Pero nadie se fía por completo del socio naranja. Al igual que en el ámbito regional, el escenario más temido por los populares es el de PSOE y Cs sumando mayoría absoluta, tanto en el Ayuntamiento como en la Asamblea.

Presupuesto de 2019

El próximo fruto de la colaboración podría ser la aprobación del Presupuesto de 2019. Gómez muestra buena voluntad para ello y lleva semanas apremiando al concejal de Hacienda, Eduardo Martínez-Oliva, para que presente un borrador de las cuentas para poder trabajar. El responsable económico admite dificultades para terminarlo. Ambos ya han mantenido contactos, pero no existe una negociación en serio.

Trigueros pretende liderar Contigo Somos Democracia

Las elecciones municipales en la capital regional dispondrán de, al menos, un partido más de los que ya están en el tablero nacional, que son PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, IU y Vox. La formación Contigo Somos Democracia, que inauguró esta semana una sede en Murcia, concurrirá a los comicios. Su vicepresidente nacional es Francisco Javier Trigueros, edil no adscrito que abandonó la disciplina de Ciudadanos a mitad de mandato. La designación de cabezas de lista será a través de primarias, con el fin de tener a todos los aspirantes listos antes del 23 de marzo, cuando habrá una convención en Valencia. Trigueros tiene previsto presentarse a este proceso interno.

 

Fotos

Vídeos