Las juntas vecinales decidirán la ruta del bus gratuito durante las obras del soterramiento

Propuestas para la ruta del autobús. /
Propuestas para la ruta del autobús.

Este servicio tendrá un recorrido circular, 30 expediciones en días laborables y 27 en domingos y festivos

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Durante las obras de construcción del soterramiento el Ayuntamiento pondrá en marcha una línea de autobús circular para dar servicio a los barrios afectados. El alcalde Ballesta anunció esta medida en la comisión social de seguimiento y comentó que se han diseñado tres itinerarios, que hoy 'La Verdad' presenta. La Concejalía de Fomento ofrecerá a las juntas municipales estas posibilidades para que elijan la opción más conveniente. Según el edil Roque Ortiz, con la iniciativa se persigue asegurar la movilidad a un lado y otro de las vías. El servicio será gratuito para los usuarios y será prestado por la empresa de los 'coloraos', la concesionaria del autobús urbano, Transportes de Murcia.

Las tres rutas tienen en común la parte que discurre por El Carmen y el Infante desde la gasolinera de El Rollo hasta la rotonda de la escultura de Rafael Canogar, a la altura del Media Markt, donde giran por el puente de Ronda Sur hasta Santiago el Mayor. Uno de ellos recorre Ronda Sur por el paseo de Florencia, casi en paralelo a la avenida donde se encuentra el hospital Mesa del Castillo; el segundo circularía por toda la calle Morera, equidistante entre Santiago el Mayor, San Pío y Ronda Sur, y el tercero se adentra por Santiago el Mayor y San Pío pasando por delante del polideportivo. Los tres hacen la salida de los barrios por la carretera de El Palmar y y vuelven a El Carmen por El Rollo.

El Gobierno local indica que en total habrá 30 expediciones en días laborables, con una duración de 30 minutos, mientras que los domingos y festivos el número será de 27.

La intención es que se ponga en marcha una vez que se instale la pasarela en Torre de Romo y se cierre el paso a nivel

La intención es que se ponga en marcha una vez que la vía provisional que está construyéndose en la calle Orilla de la Vía, en paralelo al pasillo ferroviario actual, pueda estar operativa con trenes comerciales. Eso podría ser, según los cálculos del Ministerio de Fomento, para el mes de marzo de 2018. Por ahí está previsto que se desvíe el tráfico de trenes durante las obras del soterramiento, como insisten desde las administraciones, si bien la Plataforma mantiene sus dudas sobre la temporalidad y teme que supere los dos años que Adif calcula que tardará en ejecutar el soterramiento de los 1.100 metros entre los pasos a nivel de Santiago el Mayor y Senda de los Garres, con sus respectivas rampas. El soterramiento del entorno de la estación del Carmen y Barriomar, que saldrá a licitación para primavera, tiene un plazo de ejecución estimado de 36 meses, y las dos fases se van a solapar en el tiempo, según incide en sus repetidas visitas a Murcia el presidente de Adif, Juan Bravo.

Vehículos y peatones

Por tanto, durante este periodo habrá afecciones de diverso orden en los barrios que esperan que se ejecute el soterramiento, y se hace necesario resolver la cuestión de la permeabilidad para poder cruzar de un lado a otro de las vías. El Ministerio de Fomento ya abrió al tráfico en septiembre el nuevo puente del Camino de Tiñosa, una obra que era necesaria para garantizar el paso de trenes de alta velocidad por debajo, ya que había que aumentar el gálibo de la infraestructura. Pero entre Tiñosa y Santiago el Mayor solo puede accederse a la zona por Ronda Sur y por los pasos a nivel de Torre de Romo y Senda de los Garres, que serán cerrados cuando entre en circulación el AVE con pasajeros. Para entonces el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento se han comprometido a tener listas todas las alternativas para mantener conectadas las dos orillas, y además de la línea de autobús gratuita la administración local tiene en este momento en fase de licitación el proyecto para la gestión del tráfico durante las obras para garantizar la fluidez de la circulación. El plazo de ejecución propuesto es de 3 meses y el precio base del concurso público es de 241894 euros.

El Consistorio tiene ya en licitación el sistema para la gestión del tráfico en la zona, con más semáforos en los principales cruces

Habrá que realizar desvíos alternativos para la circulación de vehículos y peatones, y tendrán que adoptarse medidas para conseguir la mínima afección posible, sostiene el edil Ortiz. Entre ellos, por ejemplo, la instalación de semáforos y nuevos circuitos de televisión para la gestión del tráfico. Está previsto habilitar un giro semaforizado a derecha desde Ronda Sur a la calle Morera, para agilizar la circulación en ese nudo, y se mejorará la salida del tráfico en los barrios de Santiago el Mayor y San Pío hacia Ronda Sur, instalando un nuevo giro semaforizado a derecha y a izquierda en Miguel Ángel Blanco con Ronda Sur. La salida de Pintor Almela Costa a Ronda Sur pasará a funcionar en la rotonda a fases, según precisa la Concejalía.

Paso a nivel de Torre de Romo

En la zona en obras se habilitará una estructura de paso metálica para peatones, a la altura del paso a nivel de Santiago el Mayor, junto al instituto Mariano Baquero, que está siendo diseñada por el equipo técnico de Adif y que tendrá escaleras de acceso y ascensores dobles, según las últimas peticiones del Consistorio.

En la documentación facilitada por Adif a los integrantes de la comisión social de seguimiento de las obras del soterramiento se hace mención a que con el fin de asegurar el flujo peatonal entre Santiago el Mayor y El Carmen por Torre de Romo se propone, previa solicitud del Ayuntamiento, la ejecución de una pasarela metálica provisional con ascensor -el Ayuntamiento insiste en que será doble- para garantizar la accesibilidad a personas con movilidad reducida. Y durará el tiempo que se prolonguen las obras, «quedando inutilizada cuando éstas finalicen y quede el trazado ferroviario subterráneo y el tráfico rodado peatonal en superficie». La ampliación del soterramiento a Senda de los Garres, que se ha incorporado al contrato adjudicado a Aldesa, se engloba «espacialmente dentro de las obras del contrato primitivo de accesos a Murcia, compartiendo el mismo espacio en la definición de las obras proyectadas con soluciones técnicas incompatibles pero complementarias en cuanto a su perfeccionamiento».

Según Adif, la ampliación debe realizarse de forma continua en el tiempo. Al mismo tiempo, el desvío ferroviario provisional asegurará el mantenimiento de las circulaciones y la explotación ferroviaria de la red debe ser «única e indivisible» durante la ejecución de la totalidad del soterramiento -4 kilómetros, además de los 3 kilómetros más de depresión mediante rampas tanto por el lado de Nonduermas como por el lado de Tiñosa-. De esta forma, entiende Adif, se minimizarían las afecciones tanto al tráfico ferroviario como al viario. La división de fases aquí habría causado más molestias.

Más