Un jardín une la mota del río con El Malecón entre vegetación de la huerta

Este es el estado que presentaba ayer el jardín inaugurado . / alfonso durán / agm
Este es el estado que presentaba ayer el jardín inaugurado . / alfonso durán / agm

El nuevo espacio, con naranjos, limoneros y granados, entronca con el paseo fluvial de 'Murcia Río'

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Un nuevo jardín conecta El Malecón con el río Segura. El nuevo espacio abarca una superficie de 200 metros en la que recrea el entorno típico de la huerta murciana. Por eso, alberga en su interior árboles como naranjos, limoneros y olivos. «Dos elementos históricos como son nuestra huerta y el río quedan unidos con esta obra que hoy estamos desvelando», explicó ayer el alcalde, José Ballesta. En concreto, se han plantado 26 naranjos y limoneros y cinco granados, olivos y cipreses.

En su interior también comparten protagonismo otras especies arbustivas propias de la ribera del Segura como cipreses, olmos, chopos y almeces. El concejal de Desarrollo Urbano, José Guillén, detalló que «esta es una apuesta más por multiplicar los espacios naturales dentro del municipio». Son 585 las plantas dispuestas. Por ejemplo, están presentes 56 romeros, 149 salvias, 147 lavandas, 56 gauras y 450 arbustos de la variedad 'carez buchananii'. Desde que comenzó a plasmarse la primera fase de la iniciativa 'Murcia Río', se han plantado por parte de los operarios municipales más de 1000 árboles y 28.000 plantas. Esta zona ajardinada se ubica en la entrada al aparcamiento disuasorio de El Malecón. En una de las paredes que circundan la zona se ha dispuesto también un talud de 200 metros de extensión que forma un letrero en el que se puede leer 'Murcia Río'. Son 340 arbustos de la especie 'hiedra helix' los que consiguen esta creación natural.

Este jardín completa la ejecución del proyecto del paseo fluvial que está dentro de 'Murcia Río'. Por tanto, no tuvo una licitación propia, sino que su construcción vino recogida en la inversión de 2,2 millones que se realizó para ejecutar el paseo, cuyas obras duraron a lo largo de un año. La inauguración de esta nueva zona también ha reforzado la presencia de zonas verdes en el municipio. En la primera fase de 'Murcia Río' se han habilitado 4,5 kilómetros de sendas destinadas a que los ciudadanos puedan «hacer actividades de recreo, ocio y deporte solos, con amigos y en familia», explicó Ballesta.

Eje peatonal

El jardín que ha completado el paseo fluvial sobre la mota del río está acorde con la apuesta por la peatonalización que está realizando el equipo de gobierno. El alcalde recordó que «la peatonalización de la avenida Alfonso X, la senda verde que recorre las pedanías de la Costera Sur, la próxima recuperación del jardín de San Esteban y las obras de rehabilitación que comenzarán en breve en la Cárcel Vieja forman parte de una idea común y de un proyecto conjunto en el que todo tiene sentido».

La apuesta por la peatonalización, según explicó, implica la reducción del tráfico en los entornos en los que se van a producir los trabajos de hasta el 95%, como ha sucedido en la avenida Alfonso X, donde avanzan a buen ritmo las últimas actuaciones para peatonalizar la última parte que está pendiente en el eje oeste, entre el edificio de usos múltiples de la Delegación del Gobierno y la plaza Circular.

En el caso de la Cárcel Vieja, por ejemplo, su puesta en valor supondrá también que se amplíe en las inmediaciones la zona peatonal que existe en su entorno. Además, este jardín que se encuentra a los pies de El Malecón conecta con los otros dos que se levantaron en la primera etapa de 'Murcia Río'. Se trata del de la Alameda y el de las Cuatro Piedras.

De igual manera, el siguiente avance que cristalizará en las próximas semanas será el paseo peatonal por el margen izquierdo de la mota del río. La intención del equipo de gobierno es que pueda ver la luz de cara a la próxima edición de la Feria, que vivirá el 5 su primer día de actividad con la bajada desde Algezares de la Virgen de la Fuensanta. En julio también abrió el paseo peatonal en el flanco derecho del río entre Los Molinos y La Fica. Al respecto, el concejal José Guillén resaltó que «hemos generado un espacio para el peatón de 50.000 metros cuadrados que se extiende entre el jardín de las Cuatro Piedras y la zona del Auditorio Víctor Villegas en La Fica». En la misma línea, Ballesta avanzó que «en lo que queda de 2019 se dará inicio a proyectos de 'Murcia Río', que irán en la misma dirección que hemos marcado». La segunda fase del proyecto recorrerá catorce pedanías a lo largo de los 27 kilómetros por los que circula el agua del Segura dentro del término municipal de Murcia. En el jardín presentado ayer se ha instalado tecnología led en la iluminación.

La pasarela Manterola estrenará una bajada al cauce más accesible

La pasarela Manterola contará con una nueva bajada que hará más accesible el acceso al cauce del río desde ese punto. La intención del equipo de gobierno con esta medida es potenciar las actividades deportivas y sociales a la orilla del Segura. De igual manera, también está proyectado acometer un arreglo general en las diez escaleras que están repartidas a lo largo de la mota y que sirven para entrar y salir de ella. Los trabajos servirán para remodelar los accesos. Otra actuación prevista es la instalación de toboganes en espiral en algunas de las escaleras que serán rehabilitadas. Estos elementos presentarán una longitud de 7,90 metros, según fuentes municipales.