Un incendio en La Paz deja tres heridos y destapa una plantación ilegal de marihuana

Varias viviendas afectadas por el fuego. / LV

Las llamas, que se sofocaron en pocos minutos, causaron numerosos daños pero no deterioraron la estructura del edificio

SÓCRATES SÁNCHEZMURCIA.

La rápida intervención de los bomberos permitió ayer que los daños causados por las llamas no fuesen mayores en un incendio en un edificio situado en la calle Ebro, en el polígono de La Paz. Según los primeros indicios, el fuego pudo tener su origen en los trasteros que se encuentran anexos a las viviendas de la cuarta planta del inmueble. Varias bombonas de butano que estaban en los descansillos de la escalera aumentaron la situación de riesgo por las llamas, que se extendieron por las cuatro plantas del edificio.

La escalera se convirtió en una gran columna de fuego que impidió que los vecinos pudieran salir por su propio pie del edificio. Aunque los bomberos lograron desalojar finalmente a todos los moradores sin que se produjeran lesiones irreversibles, algunos, debido al nerviosismo, aguardaban la llegada de auxilio asomados por las ventanas, lo que provocó que tuvieran que ser desalojados por esa vía con ayuda de una escala.

Daños materiales provocados por el fuego. / LV

El incendio se originó alrededor de las 15.00 horas y dejó tres heridos, dos hombres con quemaduras de gravedad en el 20% y el 15% de su cuerpo, respectivamente, que tuvieron que ser trasladados a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen de la Arrixaca, y una mujer afectada por una intoxicación de humo, que tuvo que ser atendida en el Hospital Reina Sofía. Otros cinco vecinos fueron asistidos 'in situ' por las ambulancias desplazadas, ya que sufrieron ataques de ansiedad. Durante los trabajos de extinción, los bomberos descubrieron una plantación ilegal de marihuana, hecho que fue comunicado de inmediato a los agentes de la Policía Nacional que estaban en la zona. Ello originó situaciones de tensión, con abucheos e insultos hacia los bomberos por parte de algunos vecinos.

Algunos vecinos amagaron con lanzarse desde las ventanas debido al estado de nerviosismo que sufrían

Según el Centro de Coordinación de Emergencias, la intervención contó con 21 efectivos de bomberos, que se desplazaron en cuatro camiones y dos vehículos ligeros, además de seis ambulancias del Servicio de Urgencias y Emergencias Sanitarias 061, patrullas de la Policía Local y de la Policía Nacional.