Los habitantes del arrabal cazaban vacas, conejos, liebres y ovejas para alimentarse

El informe de los estudios sobre los materiales arqueológicos del yacimiento reseña que «resulta llamativa la presencia de especies animales derivadas de la caza, como son los conejos y las liebres. Este aspecto será estudiado con profundidad durante los próximos meses»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZMurcia

Los resultados preliminares de los estudios de laboratorio sobre los materiales arqueológicos del yacimiento, que realizaron expertos de la Universidad de Murcia, y a los que tuvo acceso 'La Verdad', revelan la existencia de especies como ovejas, cabras, vacas, gallinas, conejos y liebres en el perímetro excavado.

El informe reseña que «resulta llamativa la presencia de especies animales derivadas de la caza, como son los conejos y las liebres. Este aspecto será estudiado con profundidad durante los próximos meses». Estos animales convivían junto a los antiguos moradores del arrabal y eran consumidos por ellos para su alimento. En el estudio arqueofaunístico también se destaca el buen estado de conservación de las muestras encontradas, lo que permitió que se identifiquen hasta 358 restos examinados procedentes de las calles adyacentes y de la 'maqbara' (cementerio musulmán). En cuanto a la investigación arqueobotánica, los técnicos identificaron carbones y semillas, que permitirán profundizar en el uso que se hacía de los recursos forestales.