Devota y alegre romería

La Virgen de la Fuensanta, en el regreso a su santuario, en la mañana de este martes. /Javier Carrión / AGM
La Virgen de la Fuensanta, en el regreso a su santuario, en la mañana de este martes. / Javier Carrión / AGM

El nuevo obispo auxiliar, monseñor Chico, acompaña a la Patrona, junto a cientos de murcianos, hasta el santuario

LA VERDADMurcia

La Virgen de la Fuensanta regresó este martes a su santuario tras haberse pospuesto esta primavera su vuelta, desde el pasado día 7, para que estuviera presente en la ordenación episcopal de monseñor Sebastián Chico Martínez como obispo auxiliar de la Diócesis de Cartagena, que tuvo lugar el pasado sábado.

La Eucaristía de las 7.00 horas en la Catedral, con la que los murcianos despidieron a su patrona, estuvo presidida por el obispo de Cartagena, monseñor Lorca Planes, acompañado de Chico Martínez; el arzobispo emérito de Burgos, Francisco Gil; y el obispo de Idiofa (República del Congo), José Mocco.

A las 7.50 horas, la patrona de la ciudad salió por la puerta principal del templo donde la esperaban los fieles que la acompañaron desde la Plaza del Cardenal Belluga hasta su santuario. Allí permanecerá hasta el 5 de septiembre, cuando regresará a la ciudad para celebrar su fiesta.