Las Fortalezas del Rey Lobo logran la protección paisajística

Estado que presenta el Castillo de Larache. / ros caval / agm
Estado que presenta el Castillo de Larache. / ros caval / agm

La Junta de Gobierno aprueba el texto, que supone un impulso para el sitio histórico de Cabezo de Torres y Monteagudo

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El proyecto Las Fortalezas del Rey Lobo obtuvo ayer la aprobación del plan de protección paisajística. El documento recibió el visto bueno de la Junta de Gobierno Local. El texto pone el foco sobre el entorno del sitio histórico de Cabezo de Torres y Monteagudo. Contempla actuaciones de puesta en valor sobre una superficie que supera los 1,6 millones de metros cuadrados.

El plan se expondrá a información pública durante dos meses y después tendrá lugar su publicación. Con la aprobación de ayer, comienzan los trámites necesarios para que vea la luz un proyecto que pretende ensalzar el valor histórico y artístico que queda en Murcia del reinado de Ibn Mardanis, que se extendió entre los años 1147 y 1172.

Para llevar a cabo algunas de las actuaciones que recoge, el proyecto deberá recibir el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS). Por ejemplo, para los trabajos previstos en las acequias Caracol, Churra la Vieja y Zaraíche, sobre las que se pretenden realizar varias infraestructuras hidráulicas. También se deberá pronunciar favorablemente la Dirección General de Medio Ambiente.

La CHS y Medio Ambiente deberán dar el visto bueno a las actuaciones que recoge el documento en zonas de huerta y entornos naturales

El plan de protección paisajística era uno de los requisitos que necesitaba conseguir el proyecto de Las Fortalezas del Rey Lobo para continuar con su desarrollo. En cuanto al sitio histórico de Cabezo de Torres y Monteagudo, la intención municipal es la de crear un conjunto paisajístico y monumental con la puesta en valor de enclaves como el Castillo de Monteagudo. En la misma pedanía, están proyectadas actuaciones en el Castillo de Larache. Lo mismo sucede con la iglesia parroquial de San Cayetano, que se ubica en el núcleo urbano de la localidad y tiene en sus inmediaciones vestigios de alto valor histórico de las épocas ibérica, romana y musulmana. Dentro de Cabezo de Torres, su castillo se ubica en la zona conocida como Cabezo de Abajo y está prevista, igualmente, su recuperación. Este enclave está muy degradado como consecuencia del efecto que causaron unas viviendas edificadas muy cerca de sus muros.

En el entorno de la huerta están proyectados varios trabajos en la red de riego que recorre el sitio histórico de oeste a este. En entornos como la alberca de Larache y la cisterna del Castillejo también hay previsto realizar actuaciones de rehabilitación. Lo mismo sucede con el molino Armero.

Expropiaciones necesarias

Uno de los pasos que se deberán dar para que el proyecto se complete serán que cristalicen los trámites necesarios para que monumentos como los castillos de Monteagudo, Cabezo de Torres y Larache pasen a formar parte del patrimonio municipal o autonómico, como sucedió con el Castillejo con anterioridad.

El Ayuntamiento trabaja ahora en expropiar los terrenos que se encuentran en la ladera del Castillo de Monteagudo para hacer una zona verde.