La exposición 'Ecúmene' repasa la evolución del Mundo en Murcia

Exposición 'Ecúmene' en el IGN de Murcia./Guillermo Carrión / AGM
Exposición 'Ecúmene' en el IGN de Murcia. / Guillermo Carrión / AGM

Presenta la Tierra a través de una selección cronológica de mapas a lo largo de más de 2.500 millones de años. El delegado del Gobierno y el Director General del Instituto Geográfico Nacional inauguraron este miércoles la muestra en el IGN

EPMurcia

Un mapamundi incluido en el Beato de Gerona del año 975, en el que se muestra la Tierra de forma cuadrangular y rodeada por una masa de agua sinuosa, azul y con dibujos trirremes, peces y monstruos marinos, pasando por diferentes reproducciones de globos terráqueos y la primera imagen del planeta vista desde el espacio, una instantánea de William Anders, uno de los tripulantes de la misión Apolo 8 en la Nochebuena de 1968, son algunos de los documentos cartográficos que se recogen en la exposición 'Ecúmene: la evolución de la imagen del mundo'.

El delegado del Gobierno, Diego Conesa, y el director General del Instituto Geográfico Nacional, Lorenzo García Asensio, acompañados de la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver, inauguraron este miércoles la muestra, cuya primera salida itinerante ha sido Murcia, tras inaugurarse en Madrid.

En esta exposición, que recibe el nombre en el que los antiguos griegos denominaban al mundo conocido, se recogen los cambios de la imagen del mundo a lo largo de más de 2.500 años mediante una selección cronológica de documentos cartográficos. Por ello, se ha hecho una invitación a colegios, institutos, universitarios, además de científicos e investigadores, para que visiten esta exposición, en la que se refleja «la historia de la humanidad», dijo Conesa.

Los interesados en visitar la exposición, en el Instituto Geográfico Nacional de Murcia (Plaza de las Balsas) hasta junio, podrán encontrar una respuesta a las tan planteadas cuestiones sobre qué forma tiene la Tierra, cuáles son sus dimensiones o qué relación guarda con los cuerpos celestes.

Partiendo de las primeras referencias geográficas de la antigua Grecia, que consideraban un mundo plano, se pasará por la Tierra esférica propuesta por nombres destacados como Aristóteles y Eratóstenes, siguiendo por los mapas y cartas náuticas de la Edad Media, el redescubrimiento de la Geographia de Ptolomeo, la obra más influyente de la historia de la cartografía, en el Renacimiento y las grandes exploraciones oceánicas que terminaron de delinear el mundo tal como lo conocemos hoy.

García Asensio reconoció que la evolución hasta nuestros días ha sido «muy lenta», incluso se ha pasado por épocas en las que no había, siquiera, cartografía, sino que «utilizaban documentos geográficos de cuando nació la cartografía en los orígenes de la navegación».

Por ello, invitó a visitar esta exposición y no perderse ninguna de las representaciones cartográficas, ya que «cualquiera de las piezas está muy seleccionada para representar una evolución que ha sido muy intensa, sobre todo en estas últimas décadas y que contrasta con la cantidad de documentos que se generaron en la antigüedad». El material que se exhibe está formado por fondos originales del IGN y reproducciones facsimilares de algunos mapas y globos terráqueos que han supuesto un hito en la historia de la cartografía.

El viaje en el tiempo comienza en la idea de la Tierra plana y circular que tenían los griegos hasta el siglo V a.C., continúa con el nuevo concepto de un mundo esférico y su medición y pasa por la cartografía medieval simplificada, el redescubrimiento renacentista de la Geographia y las grandes navegaciones y descubrimientos hasta llegar a la primera imagen real del Planeta tomada desde el espacio. García Asensio agradeció la iniciativa de la Delegación del Gobierno a través del Área de Fomento y su responsable, Juan Esteban Sánchez, para desplegar esta exposición en la sede del Servicio Regional del Instituto Geográfico Nacional en Murcia.

Recorrido por la exposición

En esta muestra hay desde mapas grabados en planchas de cobre y coloreado a mano, hasta reproducciones de mapas contenidos en manuscritos y facsímiles de distintos mapasmundi. Además, hay una copia del facsímil del llamado Atlas Catalán, cuyo original se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia.

Se trata de la obra más destacada de la cartografía náutica medieval y de la escuela mallorquina, realizada por un cartógrafo hebreo Abraham Cresques y su hijo, por encargo del rey de Aragón, Pedro IV. También hay una reproducción del facsímil de la llamada Carta de Cristóbal Colón, atribuida al descubridor de América por algunos expertos y cuyo original se conserva en la Biblioteca Nacional en París.

Se recogen tanto mapas de la llamada entonces Hispania en 1513, como el impreso por xilografía y basado en el primer mapa moderno impreso de España, como reproducciones de mapas originales del mundo y cartas universales del año 1400 y 1500. En 'Ecúmene' se puede ver la carta de Cantino (1502), el documento cartográfico más antiguo que muestra los descubrimientos portugueses en Oriente y Occidente a principios del siglo XVI, así como el Universalis Cosmographia (1507), una reproducción del primer mapa en el que aparece el nombre de América.

También se halla en la exposición una reproducción del mapa en husos que fue publicado junto con el planisferio Universalis Cosmographia y el tratado de geografía Cosmographie Introductio, obras de Martin Waldseemüller; y una reproducción del facsímil del globo terráqueo que podía construirse a partir del mapa del mundo en husos de Waldseemüller.

La presencia de mapas simbólicos también tienen cabida en esta muestra, como el que tiene forma de hoja de trébol incluido a partir de 1587 de Heinrich Bünting, otro del continente europeo representado como una reina y doncella y otro de Asia en forma de Pegaso. La exposición se puede visitar de lunes a viernes, de 9 a 14 horas y, además, los miércoles en horario de 17 a 20 horas.