Expertos plantean un peaje para los coches más contaminantes por acceder al centro de Murcia

Nube de polución sobre Murcia. /Guillermo Carrión/ AGM
Nube de polución sobre Murcia. / Guillermo Carrión/ AGM

Investigadores de la UMU instan a fomentar el uso de vehículos eléctricos que funcionen con energías renovables

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Establecer un peaje para limitar la entrada de los vehículos más contaminantes en el centro urbano, como se hace en Londres, y fomentar la gratuidad del transporte público en los días con los peores niveles de calidad del aire, como se hace en París y como propuso la pasada semana, sin demasiado éxito, el candidato socialista a la alcaldía, José Antonio Serrano.

Estas son algunas de las propuestas que se plantean desde un grupo de investigación constituido en la Universidad de Murcia para eliminar la contaminación atmosférica en la capital de la Región, donde en las últimas semanas se ha activado dos veces el protocolo de emergencia al superarse en varias ocasiones el umbral de 50 microgramos por metro cúbico de partículas respiratorias en suspensión (PM10). Al frente de este equipo de trabajo se encuentra Pedro Jiménez, profesor del Área de Física de la Tierra en la Facultad de Biología, quien señala que reducir en la medida de lo posible las emisiones, con iniciativas como las anteriormente citadas, y la potenciación del uso de vehículos eléctricos que funcionen con energías renovables, es lo que está en la mano del ser humano para combatir estos episodios de contaminación del aire en ciudades como Murcia, donde influyen mucho, como ha insistido el Ayuntamiento durante todo este tiempo, las condiciones meteorológicas.

La tapadera de la olla

«El hecho de que tengamos tan pocas lluvias hace que la atmósfera en Murcia no se limpie con facilidad. Este invierno, además, se ha dado una situación de anticiclón muy fuerte, lo que significa que hay altas presiones que evitan que los contaminantes se dispersen y provocan que se queden retenidos. Es como si la ciudad fuera una olla a la que se le pone una tapadera», explica el profesor universitario, quien confirma que esta situación es lo que causa el fenómeno conocido como inversión térmica, que genera la 'boina' que se ha podido ver algunos días sobre Murcia esta pasada Navidad.

En líneas generales, a Pedro Jiménez le parece adecuado el protocolo de recomendaciones que tiene el Ayuntamiento, «muy similar al que existe en otras ciudades españolas como Barcelona», aunque afirma que «se podrían discutir los requisitos que se necesitan para pasar de un nivel de alerta a otro».

Observa necesario este experto incidir en la concienciación ciudadana para el uso del vehículo eléctrico, «aunque siempre que se apueste por las energías renovables y no se utilicen combustibles fósiles. Si no, lo único que hacemos es desplazar el problema, reduciendo la contaminación en la estación de San Basilio para dispararla en zonas como el valle de Escombreras», argumenta el profesor de Física de la Tierra.

Perjuicios para la salud

Sobre la posible incidencia de las partículas en suspensión en la salud humana se refirió, a preguntas de 'La Verdad', el presidente de la Sociedad Murciana de Neumología (Somupar), José Antonio Ros Lucas. Este médico asegura que las partículas PM10, cuyos límites se han superado en Murcia hasta tres veces en la primera semana de 2019, llegan a los pulmones y pueden originar enfermedades respiratorias, así como agravar las patologías ya existentes. Asimismo, los contaminantes más pequeños, como las partículas PM2,5 (que no mide la estación de San Basilio), están detrás de muchas neoplasias.

«Por eso, una de las principales recomendaciones en los protocolos es evitar la actividad física cuando se rebasan los umbrales de PM10. Al hacer deporte se incrementa la frecuencia respiratoria y estas partículas, que llegan a través de la vía aérea, acceden con mayor facilidad y abundancia a los pulmones», relata José Antonio Ros Lucas, quien alerta de que en países con una elevada producción industrial como China se está dando un aumento de los problemas respiratorios en la población como consecuencia de la polución. «Estamos todavía muy lejos de esos niveles, pero hay que tomar medidas para mejorar la calidad del aire», avisa el presidente de la Sociedad Murciana de Neumología.

Contrapartida navideña

El propio alcalde, José Ballesta, reconoció ayer que los episodios de contaminación que se han vivido en la ciudad «pueden ser una consecuencia de la gran actividad que ha generado la campaña navideña», aunque recordó que el Ayuntamiento está preparado ante estas situaciones con el protocolo de medidas vigente. «La salud de los murcianos es lo más importante para nosotros», subrayó Ballesta, quien aseguró que «en este asunto no nos va a temblar el pulso, porque Murcia es una ciudad sensata que asume sus responsabilidades».

Por su parte, el edil de Ciudadanos Carlos Peñafiel exige al equipo de gobierno del PP una inmediata revisión del protocolo de actuación ante episodios de contaminación atmosférica porque «tras días de alerta, los parámetros de algunos contaminantes continúan siendo elevados». El concejal de la formación naranja reprocha que, a la vez que se aconsejaba no realizar ejercicio al aire libre, se organizó la tradicional carrera de San Silvestre.

La Policía localiza 16 quemas agrícolas en plena alerta

La Policía Local de Murcia ha localizado en las dos últimas semanas a un total de 16 agricultores quemando rastrojos y restos de poda en las zonas agrícolas del municipio, pese a que el protocolo de medidas para combatir la contaminación atmosférica obliga a aplazarlas cuando se da una situación de aviso preventivo en la que se encuentra Murcia desde los primeros días del año. Y es que las quemas agrícolas, según avisa el integrante del grupo de investigación sobre contaminación atmosférica de la UMU, Pedro Jiménez, contribuyen «tanto o más que el tráfico» a la proliferacion de partículas en suspensión. «Tienen una combustión muy mala, se emite mucho humo y se aumentan los niveles de PM10. No pongo en duda que sean necesarias para la actividad agrícola, sobre todo durante el invierno para la prevención de heladas, pero se deberían llevar a cabo a mediodía, con la capa de mezcla mucho más alta que por la noche, que hace que contaminen menos», señala el profesor. Sobre este asunto, el concejal de Cambiemos Murcia, Sergio Ramos, pidió que se aplique una moción aprobada por el Pleno con el fin de fijar un protocolo para la quema de podas.