La estación de San Andrés convivirá con la que está proyectada en El Carmen

Decenas de usuarios, ayer, en la estación de San Andrés. / j. carrión
Decenas de usuarios, ayer, en la estación de San Andrés. / j. carrión

La idea inicial de Movilidad Urbana es que ambas sean complementarias para dar respuesta al incremento en la demanda

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La apertura de la estación de autobuses que está proyectada en el barrio del Carmen no supondrá el cese de la actividad en la que se encuentra en San Andrés. Ese es al menos el planteamiento que sostienen a día de hoy en el seno de la Concejalía de Movilidad Urbana.

«En principio, consideramos que las dos estaciones pueden ser complementarias y así se lo hemos trasladado al alcalde en las primeras impresiones que hemos intercambiado al respecto», explicaron ayer a 'La Verdad' fuentes municipales.

En los terrenos aledaños donde se están desarrollando los trabajos de soterramiento de las vías del tren para la llegada del AVE a Murcia está prevista la construcción de una estación de autobuses en la zona en la que actualmente se encuentra el complejo ferroviario.

El próximo plan de transporte municipal fijará la manera en la que se articularán

El proyecto recoge un punto intermodal que será uno de los centros neurálgicos del transporte en la capital regional en su futuro inmediato. Los trabajos de construcción comenzarán cuando concluyan los necesarios para la implantación de la alta velocidad. Será después cuando tomen el testigo las obras que darán como resultado el nudo de transporte que se encuentra en los planes del Ayuntamiento.

Decisión a medio plazo

Por tanto, la previsión pasa por que la actual estación ferroviaria del Carmen albergue en unos 4 años la parada del AVE, la nueva estación de autobuses y la zona en la que pararán y partirán los trenes convencionales. Aunque la decisión final se deberá tomar por parte de las autoridades municipales dentro de 3 años aproximadamente, no parece descabellado que el planteamiento que apuesta por que convivan la actual estación de San Andrés y la futura del Carmen cobre fuerza.

El espacio en el que se va a levantar la segunda estación no permitirá que tenga más de 20 dársenas «y eso parece insuficiente para dar respuesta al incremento en la demanda que se pueda producir. Además, todas las grandes ciudades de España tienen dos estaciones», precisan desde el actual equipo de gobierno.

Otro argumento que se esgrime desde el equipo de gobierno local es que la actual estación de San Andrés se ubica en la zona norte-oeste de la ciudad, mientras que la proyectada en el barrio del Carmen lo hará en la franja sur, por lo que pueden actuar de forma complementaria sin generar tapones ni grandes atascos, riesgo que sí estaría encima de la mesa si la proximidad entre las dos estaciones fuera mayor.

Otra idea que ronda en la Concejalía de Movilidad Urbana es la de que San Andrés acoja los servicios de los autobuses que no sean intermodales o los de los vehículos que completen líneas interurbanas. Por eso, la apuesta inicial es que ambos enclaves puedan convivir. Para ello, «las estaciones se deberán adecuar a sus características reales y su organización se deberá distribuir con inteligencia». El próximo plan de movilidad municipal del transporte arrojará más luz sobre la forma en la que se articulará el funcionamiento conjunto de ambas estaciones.

El pliego de condiciones para iniciar la fase de contratación del estudio del documento se encuentra totalmente terminado, pero la llegada de las elecciones del mes pasado impidió que se adjudicara, algo que en la concejalía esperan que sea uno de los primeros pasos que se den en la próxima legislatura.

El texto tratará de ofrecer soluciones reales a las necesidades en materia de transporte que presenta Murcia en la actualidad. De forma especial, el estudio pondrá énfasis en el autobús y abordará el nuevo escenario que se abra en la ciudad con la puesta en funcionamiento de la estación del Carmen. La transformación de las líneas existentes es uno de los principales retos que deberá afrontar. En el Ayuntamiento quieren dar un impulso tanto a las líneas urbanas como a las interurbanas y mejorar las conexiones de Murcia con la población de su área metropolitana. «A diario viene gente de puntos como Beniel, Santomera, Molina o Alguazas. Por eso hay que tener un buen servicio», explican desde La Glorieta.

Para finales de este 2019 está previsto que el Ayuntamiento asuma la gestión de las líneas de autobús interurbanas. Se trata de un servicio que no puede estar ningún día sin atender a los usuarios, por lo que no es descartable que el traspaso se pudiera retrasar ligeramente en el supuesto de que por parte del Gobierno regional no dé tiempo a completar los pasos necesarios para la cesión. En la actualidad, corresponde a la Consejería de Fomento e Infraestructuras la gestión de estas líneas de autobús.

Más zonas verdes

Al margen de la nueva estación de autobús, en la zona que quede liberada del actual trazado ferroviario se dispondrán carriles bici e itinerarios verdes que faciliten la comunicación peatonal y rodada.

La intención del equipo municipal es la de desarrollar un proyecto de urbanización que recoja la implantación de arbolados, paseos y pantallas vegetales en el entorno que se encuentra entre la Senda de los Garres y la pedanía de Nonduermas.