20 empresas quieren construir los carriles bici del casco histórico, Rector Loustau y Ronda Sur

Trabajos del carril bici, ayer, en la avenida Juan Carlos I. /juan carlos caval / agm
Trabajos del carril bici, ayer, en la avenida Juan Carlos I. / juan carlos caval / agm

La inversión supera el millón de euros y está cofinanciada en un 80% con fondos europeos; permitirá sumar 5,1 kilómetros, segregados en su mayor parte

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Son tres carriles bici necesarios para mallar la ciudad y poder recorrerla de norte a sur sobre dos ruedas: el entorno del casco histórico de Murcia; avenida Rector Loustau, Obispo Frutos y Ronda de Garay y Ronda Sur y su conexión con la avenida Pío Baroja, que podrán ser realidad entre finales de este año y el inicio de 2019. Esta semana, la Mesa de Contratación procedió a la apertura de los sobres de la documentación administrativa y se han presentado veinte empresas, que están interesadas en realizar las obras. La puesta en marcha de estos itinerarios supondrá un impulso definitivo a la movilidad en bicicleta por el centro de la ciudad.

Los tres proyectos están cofinanciados en un 80% a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), en el marco del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020 con la Estrategia Edusi, por lo que la aportación del Ayuntamiento será del 20% del total. La inversión prevista ascienda a 1.015.893 euros, para un recorrido total de 5.145 metros.

El proyecto de carril bici de avenida Rector Loustau, Obispo Frutos y Ronda Garay consiste en la creación de una pista bidireccional y segregada entre la plaza de Juan XXIII y el Puente del Hospital, discurriendo por la avenida Rector Loustau y las calles Obispo Fruto y Ronda de Garay.

En obras dos itinerarios por el centro

A finales de junio comenzaron las obras de dos carriles bici, que suman más de 7,5 kilómetros y recorrerán el centro urbano para conectar la plaza Circular con el río a finales de año. El itinerario plaza Circular a la Fica, con conexiones con Juan Carlos I, Juan de Borbón y Abenarabi tiene un coste de 617.051 euros, y el de la pasarela Manterola a la Redonda y desde plaza Díez de Revenga hasta avenida de los Pinos, 125.676 euros y un plazo de ejecución de cinco meses. Las dos obras corren a cargo de las empresas en UTE Ecocivil Electromur con Imesapi SA.

En la plaza de Juan XXIII conecta con el carril bici ya licitado dentro del mismo Plan de Acción de la Bicicleta, que discurre desde el Auditorio y Palacio de Congresos hasta la plaza Circular, mientras que por el sur conecta con el que discurrirá por la avenida Intendente Jorge Palacios, cuyo proyecto está en redacción. Una vez terminada su construcción, el carril ciclable ha de servir como vía de unión norte-sur entre la zona centro y norte de la ciudad con el río Segura. De esta forma, existirán tres ejes ciclables dirección norte-sur, que estará unidos entre sí a través del carril bici Fica-Plaza Circular. La longitud es de 1.280 metros y el plazo de ejecución se estima en 4 meses.

Por lo que respecta al carril bici en el entorno del casco histórico, el estudio del trazado viario realizado por los técnicos de la Concejalía y de la Oficina de la Bicicleta aconseja dividirlo en dos ejes diferentes, cada uno de ellos de un sentido. Así, el eje sur discurre desde la intersección de la calle Barítono Marcos Redondo con la Gran Vía (donde conecta con el proyecto entre la avenida de los Pinos y la pasarela Manterola por la calle Santa Teresa). Continúa por Maestro Alonso, Santa Clara, Enrique Villar y plaza de la Universidad, hasta finalizar en la avenida Rector Loustau (donde conecta con el proyecto anterior).

El eje norte comienza en la intersección de la avenida Rector Loustau con la calle Doctor Tapia Sanz (conecta con el proyecto anterior) y discurre a través de Gutiérrez Mellado, Jaime I y Jerónimo de Roda, donde conectará con las actuaciones que se están desarrollando en el Plan Director de San Esteban. La longitud de este trazado es de 1.605 metros.

A primeros de año

El tercer proyecto permitirá ampliar la red de vías ciclables hacia el sur de la ciudad y conectar con el carril bici ya licitado de plaza Circular-Fica y con el de Rector Loustau. Enlaza también con el ejecutado en las avenidas de Los Dolores, Miguel Indurain y Reino de Murcia.

Su recorrido comienza en Ronda Sur, en el puente de la Fica, donde conecta con el carril bici plaza Circular-Fica y llega hasta la rotonda de intersección con la avenida de Los Dolores, donde conecta con el ya existente en dicha avenida. Hay dos ejes más que discurren por la avenida San Juan de la Cruz y la calle Vicente Aleixandre y conectan con el carril bici de Rector Loustau-Ronda Garay, a través de la avenida Pío Baroja. El trazado tendrá 2.260 metros.

Está previsto que las obras puedan comenzar en septiembre, por lo que el carril del casco histórico estará terminado en diciembre, y entre enero y febrero de 2019 los de Rector Loustau y Ronda Sur.

Antonio Navarro, concejal de Urbanismo: «Están pensados para formar una red mallada»

«Los nuevos carriles discurren por la ciudad y, en su diseño, se ha procurado que sus recorridos sean fundamentalmente en línea recta, sin rodeos innecesarios, mallando la red de carriles bici existente y proyectada, y priorizando a la bici sobre otros medios de transporte», indica el concejal de Medio Ambiente, Urbanismo y Huerta, Antonio Navarro. «Estos carriles estarán segregados de aceras y calzadas en la mayor parte del recorrido. «Su anchura es de 2,5 metros en los tramos bidireccionales y de 1,80 metros en tramos unidireccionales. Estarán balizados y señalizados vertical y horizontalmente e interconectados para formar una red mallada», incide el responsable de Urbanismo.