El diagnóstico de La Paz alerta sobre el «grave» riesgo sísmico y de accesibilidad

Bloque 10B del barrio de La Paz, cuyas viviendas están vacías, y que deberá ser demolido por recomendación de los colegios de Arquitectos y Aparejadores. / j. c. caval / agm
Bloque 10B del barrio de La Paz, cuyas viviendas están vacías, y que deberá ser demolido por recomendación de los colegios de Arquitectos y Aparejadores. / j. c. caval / agm

El informe realizado por los colegios de Arquitectos y Aparejadores recomienda la demolición de uno de los 49 bloques

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

El diagnóstico del exhaustivo informe sobre el estado de las edificaciones del barrio de La Paz, realizado por los colegios de Arquitectos y de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación, es grave para las condiciones de accesibilidad -carecen de ascensor- y vulnerabilidad sísmica, y de carácter moderado para el estado de conservación (estructura y habitabilidad) de los 49 bloques construidos en 1964. El informe recomienda diversos tipos de intervenciones en 48 de los edificios y la demolición y obra nueva para el edificio 10B, cuyas viviendas están desalojadas.

Los resultados del trabajo realizado por los dos colegios profesionales, tras el convenio suscrito con el Ayuntamiento en agosto de 2017, fueron dados a conocer ayer en la Mesa de Trabajo para la rehabilitación e integración social del polígono de La Paz celebrada en la Concejalía de Urbanismo y en la que estuvieron presentes además de concejales de todos los grupos políticos, técnicos municipales y representantes de los dos colegios profesionales implicados, el promotor José López Rejas y Bienvenida Meroño, presidenta de la asociación de propietarios de las 1.502 viviendas.

Intervenciones necesarias

Estructurales
en 39 edificios (80%) se recomiendan intervenciones estructurales de intensidad leve; para el resto, de intensidad media: 1A, 2A, 4A, 5A, 6A, 7A, 9A, 10B, 9D y 20D. En el caso del bloque 10B, es recomendable su demolición y nueva construcción.
Habitabilidad
en 33 edificios (88%) se recomiendan actuaciones de intensidad media; en 4 edificios (8%) se recomiendan intervenciones integrales de carácter general: 10B, 11B, 12B y 17B; y solo 2 edificios (4%) necesitan intervenciones de intensidad leve: 3B y 16B.
Protección contra incendios
en 45 edificios se recomiendan intervenciones de intensidad media. Solo en 3 bloques (8%) son necesarias actuaciones de carácter integral: 1A, 3A y 10B. En el 13D sería suficiente una leve intervención.
Vulnerabilidad sísmica
los 32 edificios tipos A, C y D (65%) precisan completar las intervenciones estructurales con otras integrales de carácter general para disminuir la vulnerabilidad sísmica. Los 17 edificios tipo b (35%) solo precisarían intervenciones de intensidad media. Actuaciones privativas: en 48 edificios (98%) se recomienda completar intervenciones comunitarias con intervenciones privativas globales de obra nueva.
Actuaciones urbanas
los representantes de los colegios de Arquitectos y de Aparejadores y Arquitectos Técnicos recomiendan llevarlas a cabo para la adecuación de unos 30.040 metros cuadrados vinculados con el entorno inmediato de las edificaciones.

Los dos colegios profesionales han desarrollado su trabajo durante ocho meses. Por un lado, han realizado una evaluación del estado de conservación de los edificios para comprobar el cumplimiento de las condiciones básicas legalmente exigibles en materia de seguridad estructural, habitabilidad y seguridad sísmica y contra incendios. En este aspecto, el resultado ha sido desfavorable, ya que los requisitos que se exigen actualmente no son los mismos que cuando se construyeron los edificios.

El concejal señala que «el plan de López Rejas tiene vigencia, con sentencias a su favor»

Respecto al estado de conservación, han analizado la cimentación de los edificios, estructura, fachadas y medianeras, cubiertas y azoteas, instalaciones, zonas comunes y ornato, concluyendo que el diagnóstico es moderado.

El Ayuntamiento exige que se garantice la viabilidad económica con todas las garantías

Este informe realizado a petición del Ayuntamiento no es incompatible con el proyecto de remodelación integral del barrio que abandera el promotor José López Rejas. El concejal de Urbanismo, Antonio Navarro, explicó ayer a 'La Verdad' que, «a raíz de la crisis económica, el proyecto de López Rejas quedó paralizado en 2012 con la ultima actuación, que fue la aprobación del programa de actuación, donde se determinaba que sería por compensación. A la vista de la paralización de ese proyecto, vimos la necesidad de encargar ese trabajo de estudio y diagnóstico cuyas conclusiones acabamos de conocer para tener la base con la que poder plantear alternativas porque el otro proyecto estaba inactivo».

López Rejas: «Aportaré los avales la próxima semana al inscribir la Junta de Compensación»

Avales y garantías

Navarro señala que el plan de López Rejas «tiene vigencia, con sentencias a su favor, y se ha aprobado el Plan Especial». Añade que «han aportado la escritura de constitución de la Junta de Compensación, que no la hemos aprobado aún porque tiene defectos de carácter formal y es necesario que aporten garantías y avales porque la viabilidad económica no está acreditada. Tampoco cuentan con la adhesión de la mayoría de los vecinos». Navarro asegura que «nosotros vamos a estar con la mayoría de los vecinos. Si dicen que no vaya adelante y no es viable económicamente porque no se aportan las garantías y avales, ese proyecto decae. Lo más importante -resaltó-, son los avales y garantías y la adhesión de más del 50% de los 1.502 propietarios». En este sentido, el responsable de Urbanismo admitió que es un «proyecto tremendamente ambicioso y costoso, y hay mucho en juego. Yo no me muevo por las declaraciones de López Rejas, sino por avales y garantías, y seremos exigentes dentro de los términos legales».

López Rejas asegura que los avales se presentarán la próxima semana cuando se inscriba la Junta de Compensación.

«Vamos a garantizar los derechos de los vecinos»

El desarrollo del Plan Especial del barrio de La Paz se llevará a cabo con la «estrecha vigilancia» de la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente, Agua y Huerta, que velará en todo momento por que se garanticen los derechos de los vecinos». Así lo explicó ayer el concejal Antonio Navarro, tras la reunión de la mesa de trabajo para la rehabilitación e integración social del Polígono de La Paz.

En cualquier caso, la aprobación está pendiente de que subsanen determinados aspectos de la documentación presentada, condición imprescindible para dar luz verde a la constitución de la Junta de Compensación, a la que deben adherirse la mayoría de los propietarios de las viviendas del polígono. Según el Ayuntamiento, hasta la fecha solo se han adherido al proyecto de López Rejas 263 vecinos, mientras que el promotor asegura que cuenta con las firmas de 743 y está dispuesto a llevar a Urbanismo las adhesiones de la última asamblea celebrada el pasado lunes con el fin de cotejar el número de vecinos que apoyan su proyecto. «Nos faltan 20 firmas, que vamos a conseguir, para tener el 50%».

Temas

Murcia