Detenidos tras entrar a robar en una vivienda de Murcia y ser sorprendidos por una vecina

Un agente de la Policía Nacional cachea a uno de los detenidos./Policía Nacional
Un agente de la Policía Nacional cachea a uno de los detenidos. / Policía Nacional

Dos jóvenes fueron interceptados por agentes de la Policía Nacional después de acceder a una vivienda a través del balcón y robar una alianza, unos guantes y dinero en metálico

LA VERDADMurcia

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos jóvenes de nacionalidad ecuatoriana y marroquí como presuntos autores de un robo con fuerza mediante escalo. Los arrestados se introdujeron en una vivienda de Murcia a través del balcón, pero fueron sorprendidos por una vecina, que llamó inmediatamente a la Policía Nacional.

El suceso tuvo lugar a primera hora de la tarde del pasado jueves, en el distrito de San Andrés, cuando a una vecina de un inmueble le empezó a sonar el interfono de manera insistente y en varias ocasiones con un margen de cinco minutos, no abriendo ya que no espera a nadie. Esta insistencia y descaro le llamó la atención, asomándose por la ventana y observando a un varón colgado del balcón de su vecino para instantes después visionar a otro individuo saltando desde el mismo balcón a la calle.

Dicha situación fue denunciada a través de la sala 091 por lo que las patrullas policiales se movilizaron al lugar de los hechos y, tras saber que los autores acababan de abandonar el lugar, iniciaron una búsqueda, facilitada por la buena descripción aportada por la vecina, testigo del hecho.

Los agentes finalmente interceptaron a los huidos en las inmediaciones. Fueron identificados, sin género de dudas, como los autores del hecho denunciado. En el cacheo superficial, a uno de los detenidos se le intervino en el interior de sus calcetines una alianza con la inscripción del titular de la vivienda víctima del robo, así como unos guantes y el dinero sustraído en el domicilio, siendo todo ellos entregado a su titular y morador.

Los detenidos son dos jóvenes de 19 y 21 años de edad de nacionalidad marroquí y ecuatoriana. La actuación policial fue llevada a cabo por los GAC de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.