Cultura restaura la talla del Niño Jesús de la iglesia de Era Alta realizada por Salzillo

Se eliminaron los estratos de suciedad generalizada tras quitar algunos repintes, subsanar pequeños deterioros y realizar un trabajo de reintegración cromática diferenciada para recuperar distintas zonas barridas de la policromía

EFEMurcia

La Consejería de Cultura restauró la talla del Niño Jesús realizada por Francisco Salzillo en la segunda mitad del siglo XVIII y que se encuentra en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Era Alta, en el municipio de Murcia, informa este lunes en un comunicado de prensa. El director general de Bienes Culturales, Juan Antonio Lorca, que entregó la imagen al párroco Andrés Pedro Sima, destacó «el gran valor de esta pequeña joya de la escultura barroca, que ha recuperado parte de su esplendor perdido en los talleres del Centro de Restauración».

Añadió que este es un centro «pionero y de referencia, que posee los mejores medios y desde el que se vela por mantener el patrimonio artístico regional en las mejores condiciones, garantizando su conservación para que pueda ser disfrutado por las próximas generaciones». Se trata de una imagen de madera tallada y policromada, realizada en la segunda mitad del siglo XVIII, que debió pertenecer a un conjunto, un grupo escultórico de San José con el Niño o San Antonio con el Niño, iconografías muy recurrentes en la historia del arte español.

Durante el proceso de limpieza se constató que es una pieza excesivamente intervenida cuyo estrato original se encuentra en muy mal estado de conservación, ya que, a lo largo de los años, se realizaron sobre él hasta tres repolicromías consecutivas. Ante la imposibilidad de recuperar la policromía original en su totalidad -solo se logró en la cabellera-, en el Centro de Restauración se eliminaron los estratos de suciedad generalizada, tras quitar algunos repintes, subsanar pequeños deterioros y realizar un intenso trabajo de reintegración cromática diferenciada para recuperar distintas zonas barridas de la policromía.

En este sentido, Lorca afirmó que «a pesar de no recuperarse por completo la policromía, la obra ha experimentado un gran cambio tras su paso por los talleres regionales». Sin duda, añadió, «esta restauración hace resaltar todavía más la calidad escultórica de este Niño Jesús en el que se puede ver claramente la mano del maestro escultor Francisco Salzillo, uno de los grandes nombres de la imaginería española a lo largo de la historia».