Cordón en la Catedral tras caer un cascote

Cordón en la Catedral tras caer un cascote
Javier Carrión / AGM

LA VERDAD

La Policía Local de Murcia acordonó ayer con vallas una parte de la fachada este de la Catedral, la que da a la calle Oliver, después de que se produjera el desprendimiento de un cascote de la misma, que no causó daños personales. Fue la asociación Huermur la que informó de lo sucedido, advirtiendo de que en esta fachada «hay preocupantes grietas que amenazan con más desprendimientos en este histórico monumento de Murcia». El deán de la Catedral, Juan Tudela, explicó que esa zona está siendo objeto de estudio por parte de los arquitectos de la Diócesis de Cartagena. La Comunidad mandó a un técnico a la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos