Consumo inspeccionará esta Navidad más de 700 establecimientos en Murcia

Una vendedora muestra sus productos a los clientes, en una fotografía de archivo./LV
Una vendedora muestra sus productos a los clientes, en una fotografía de archivo. / LV

El objetivo de la campaña es asegurar la calidad sanitaria de los productos alimenticios típicos: carnes, productos cárnicos, pescados, pastelería y confitería

EPMurcia

La Concejalía de Comercio, Organización y Relaciones Institucionales de Murcia pone en marcha dos campañas específicas sobre los productos alimenticios demandados en Navidad que se extenderán a más de 700 establecimientos.

Una de ellas de información al consumidor y otra de control y vigilancia, con el objetivo de asegurar la calidad sanitaria de los productos alimenticios típicos: carnes y productos cárnicos, pescados y productos de la pesca, pastelería, confitería y demás dulces navideños.

La campaña informativa pretende hacer llegar una serie de recomendaciones que se deben tener en cuenta a la hora de hacer la cesta de la compra respecto a la correcta información sobre identificación, etiquetado, precios de los productos alimenticios, el almacenamiento, conservación de los alimentos y características de los pescados, moluscos, crustáceos, carnes, dulces, turrones, mazapanes y cavas.

En cuanto a la campaña de control y vigilancia -que se inició el 11 de noviembre y se prolongará hasta el 31 de enero-, la Concejalía de Comercio, Organización y Relaciones Institucionales dispuso un operativo, al igual que años anteriores, a través del Servicio de Inspección de Consumo para incrementar las inspecciones en los establecimientos que expenden alimentos con objeto de comprobar los requisitos de seguridad alimentaria de sus instalaciones, la calidad sanitaria de los productos que elaboran y venden y la documentación que avale la trazabilidad de los mismos.

El año pasado los inspectores realizaron controles específicos que incluyen no sólo la toma de temperatura de los alimentos expuestos y almacenados, sino también la verificación de que los propios establecimientos realizan autocontroles eficaces de sus aparatos refrigeradores mediante la comparación de las temperaturas obtenidas por los termómetros calibrados de la inspección con las que marcan los instrumentos de medida de sus instalaciones frigoríficas.

En cuanto a los pescados y mariscos, también se comprobará el autocontrol de la presencia de un nematodo parásito del pescado, el anisakis, en las especies más afectadas, y la presencia de peces inmaduros (pezqueñines).

El Servicio de Inspección de Consumo y Seguridad Alimentaria visitará a los minoristas de las plazas de abastos municipales, autoservicios, supermercados y grandes superficies, así como mercadillos semanales y artesanales con venta de productos típicos navideños.

En concreto, la campaña afectará a 753 locales, distribuidos de la siguiente forma: 178 establecimientos en las 8 plazas de abastos municipales, 34 pescaderías, 48 carnicerías, 27 charcuterías y salazones, 12 congelados, 15 panaderías, 42 fruterías y verdulerías, grandes superficies y supermercados (125 establecimientos), 53 mercadillos semanales con un total de 450 puestos aproximadamente y mercadillos artesanales con venta de productos alimenticios típicos navideños.

La concejala de Comercio, Organización y Relaciones Institucionales, Maruja Pelegrín, explica que con estas medidas se pretende «garantizar la adquisición y consumo de alimentos sanos, saludables y seguros, y por esta razón el Ayuntamiento asume el control sanitario de los establecimientos y alimentos en el tramo final de la cadena alimentaria, que es el de la comercialización y venta».

Para ello, los veterinarios municipales visitan los establecimientos donde se comprueban si reúnen los requisitos higiénicos sanitarios exigidos por la legislación y comprueban la calidad sanitaria, origen, exposición, conservación, etiquetado o identificación y documentación de origen de los productos expuestos para la venta.