Condenada a 8 años de cárcel por la muerte de una anciana a la que robó el reloj

Los condenados por la muerte de una anciana de 89 años, en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Murcia./NACHO GARCÍA / AGM
Los condenados por la muerte de una anciana de 89 años, en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM

A la hora de fijar las condenas, la sala tuvo en cuenta las atenuantes de confesión de los hechos y de reparación del daño causado

Raúl Hernández
RAÚL HERNÁNDEZMurcia

Tres años por robarle el reloj a una anciana de 89 años y otros cinco por matarla en ese ataque. En total ocho años de prisión. Es la pena que cumplirá F.G., de 43 años y nacionalidad rumana, tras llegar a un acuerdo la defensa, el fiscal y la acusación particular. Su marido, A.G., de 47 años y de nacionalidad rumana, estaba acusado también del homicidio de la mujer, pero tras el acuerdo cumplirá tres años por robo con violencia. Así, el juicio que debía empezar este viernes en la Sala número 3 de la Audiencia Provincial no ha llegado a celebrarse.

En sus calificaciones iniciales, el fiscal pedía para ambos penas que sumaban 36 años de prisión, una petición que ha quedado rebajada a once tras el acuerdo.

Los hechos se remontan a las 16.10 horas del 24 de marzo de 2017, cuando el matrimonio circulaba en un coche en compañía de otras dos personas que no han sido identificadas por la avenida Primero de Mayo de Murcia. La víctima, que en ese momento tenía 89 años, caminaba por la misma avenida ayudada con un andador y en compañía de otra mujer.

La procesada se bajó del coche y se acercó a la víctima para preguntarle por la ubicación de un centro de salud. Tanto la anciana como su compañera no prestaron atención a las cuestiones que le realizó y continuaron hasta llegar a un bar situado en la misma vía.

Cuando la anciana se disponía a entrar al local fue abordada por la espalda por Filofteia que la agarró de la muñeca para quitarle el reloj que llevaba. Ante la resistencia de la víctima, la agresora le propinó un golpe que la hizo caer al suelo. Una vez que tenían el reloj en su poder, se metió en el vehículo donde le esperaba su marido y huyeron.

Tras la agresión y el robo, la anciana fue trasladada al Hospital Reina Sofía, donde ingresó con una fractura de fémur derecho. La anciana empeoró tanto por los cambios patológicos producidos por la fractura de cadera, como por su edad avanzada, su diabetes y otras patologías, hasta que se produjo su fallecimiento a las 12.35 horas del 2 de abril de 2017.