Otras cincuenta cámaras ayudarán a agilizar el tráfico en trece cruces de Murcia

A la derecha, cámara de tráfico situada junto al Puente Viejo que regula el tráfico en la plaza Martínez Tornel. /Edu Botella / AGM
A la derecha, cámara de tráfico situada junto al Puente Viejo que regula el tráfico en la plaza Martínez Tornel. / Edu Botella / AGM

Los nuevos sistemas de sincronización consiguen rebajar más de un 38% los tiempos medios de parada en 24 grandes ejes del municipio

LA VERDADMurcia

Cincuenta nuevas cámaras en trece intersecciones facilitarán la recogida de información y la gestión más eficaz del tráfico en el municipio. La actuación, que se incluye en el Proyecto 'Murcia Smart City', fue anunciada ayer por la concejal de Movilidad Sostenible, Rebeca Pérez, quien realizó un balance de las actuaciones realizadas por el centro de control de tráfico, que suman en el último año más de 68.000, con una media diaria de 220.

Las instalaciones, que se pusieron en marcha en 1984, «cuentan con una visión privilegiada para controlar el tráfico de la ciudad y gestionar las variables que inciden en la movilidad, y son esenciales para poder desarrollar nuestro proyecto de movilidad sostenible en el municipio», explicó Pérez.

Dónde se ubican

Cruce entre la carretera de Alicante y la avenida Miguel Indurain
Cuatro cámaras.
Cruce Ronda Sur-avenida de Los Dolores
Cinco cámaras.
Cruce San Antón-Pintor Sobejano
Tres cámaras.
Redonda plaza de Castilla
Cuatro cámaras.
Cruce Juan de Borbón-bajada de la autovía (rotonda de Ikea)
Cuatro cámaras.
Cruce Miguel Indurain-carretera de Puente Tocinos
Cuatro cámaras.
Cruce Juan Carlos I-avenida Abenarabi
Cuatro cámaras.
Cruce calle Floridablanca-avenida Ciudad de Almería (El Rollo)
Cuatro cámaras.
Plaza Martínez Tornel
tres cámaras.
Cruce Ronda Sur-carretera de Algezares
Tres cámaras.
Cruce Miguel Indurain-carretera de Los Dolores
Cuatro cámaras.
Redonda El Ranero
Cuatro.
Redonda Pablo IV-Carril Condomina
Cuatro cámaras.

El centro dispone de distintos sistemas de recopilación de la información de tráfico: 81 cámaras distribuidas por el municipio, en la sala de control se reciben imágenes de 71 cámaras motorizadas para vigilancia del estado del tráfico y de otras 10 fijas instaladas en los túneles de Atalayas (6) y plaza de Castilla (4). También de 319 puntos de medida o espiras, que permiten conocer la intensidad del tráfico en tiempo real, además de las incidencias trasladadas por Policía Local y los ciudadanos.

La reducción de los desfases de apertura de semáforos también disminuye el ruido

Más de 300 puntos de medida permiten conocer la intensidad circulatoria en tiempo real

La centralización y monitorización de 243 regulaciones de semáforos en el municipio permite que desde la propia sala se regule el tráfico 'a la carta' con el control directo de las mismas para conseguir la máxima fluidez. El centro de control es atendido por distintos operadores: de tráfico, de accesos y de sala. El primero es el encargado de realizar la gestión del tráfico y de controlar cualquier avería que puede producirse en los equipos de la calle y que pueda perjudicar la buena gestión del tráfico y avisar al servicio de mantenimiento.

Avisos de averías

El operador de control de accesos atiende el servicio de restricción de accesos, controla el estado de las pilonas en función del horario de las mismas, atiende a los usuarios y a los servicios especiales y avisa al servicio de mantenimiento de cualquier avería. Además, se encarga del servicio de gestión de información pública y la modificación de los mensajes de los paneles en función de las necesidades reales. El operador de sala es el encargado de mantener y actualizar las bases de datos, de obtener los datos de aforos, de gestionar y controlar el sistema de preferencia al tranvía y de controlar y gestionar los túneles y postes SOS.

El centro de control de tráfico se encarga de estudiar los repartos de tiempos en función de las demandas actuales, obras y creación de nuevos viales. Asimismo se analizan las posibles mejoras en los distintos cruces y se presentan las propuestas oportunas y se simulan planes de tráfico prediciendo el comportamiento de los semáforos y encontrando posibles mejoras.

Otra de sus labores es el estudio de sincronismos (ondas verdes) y documentación de aforos. Las ondas verdes son los desfases de apertura entre cruces sucesivos de manera que los vehículos concatenen el mayor número de cruces, a la velocidad deseada, con los semáforos en verde. Esto permite mayores volúmenes de tráfico y reduce el ruido y consumo de energía debido a que se requiere menor uso de los frenos y del acelerador. Para el cálculo de estas ondas verdes se pueden priorizar dos criterios: la disminución de tiempos de recorrido y paradas y el aumento de franja de verde. Lo que se intenta es que el número de paradas de los vehículos sean las menores posibles. La sincronización permite rebajar en más del 38% los tiempos medios de parada en 24 grandes ejes del municipio.