Cinco detenidos en Murcia por estafar 206.000 euros a ancianos

Los arrestados son cinco personas de nacionalidad española, de edades comprendidas entre los 36 y 58 años de edad, que al parecer pedían créditos en su nombre sin su consentimiento

EPMurcia

La Policía Nacional detuvo a cinco personas por estafar presuntamente 206.000 euros a un matrimonio de ancianos y a una amiga de los mismos. Al parecer, los delincuentes se ganaron la confianza de las víctimas para conseguir sus datos personales y así pedir créditos en su nombre pero sin su conocimiento ni su consentimiento. Los arrestados son cinco personas de nacionalidad española, de edades comprendidas entre los 36 y 58 años de edad, como presuntos autores de delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de identidad. También hay otra persona investigada.

La Policía Nacional, a requerimiento del Juzgado de Instrucción número dos de Murcia, inició una investigación dirigida a esclarecer una estafa cometida, al parecer, mediante la concesión de créditos no autorizados o no conocidos por los titulares de los mismos. Las víctimas de esta entramado de fraude eran un matrimonio de avanzada edad y una amiga de los mismos. Según averiguó la investigación, los primeros sufrieron un perjuicio económico de casi 170.000 euros, mientras que a la segunda le estafaron más de 35.000 euros.

Los autores se anunciaban mediante octavillas o folletos, asegurando que podían conseguir créditos hipotecarios o personales sin importar los impagos pendientes o ingresos de los demandantes. Se ganaban la confianza de los distintos interesados para solicitar así a las víctimas todos los datos personales que, una vez en su poder, utilizaban para la obtención de nuevos créditos, a su nombre y sin conocimientos de los perjudicados.

En un primer momento los autores se desplazaban con las víctimas por las distintas entidades bancarias, con el pretexto de analizar cuál era la que ofrecía mejores condiciones para la solicitud del crédito. En realidad ya se estaban solicitando créditos en todas las entidades visitadas, desconociendo los perjudicados que se realizaba tal acción.

Otro de los métodos que empleaban eran solicitar créditos a través de entidades financieras que actuaban mediante comunicación telefónica o bien a través de gestión 'online'. El operativo policial fue llevado a cabo por los agentes del Grupo de Delitos Económicos y Blanqueo de Capitales de la Brigada Provincial de Policía Judicial, de la Jefatura Superior de Policial Nacional de la Región de Murcia.