Un 'ciclo verde' permite que se reutilicen los restos de la poda

LA VERDAD MURCIA.

Los técnicos de parques y jardines emplean en el tratamiento de los restos resultantes de la poda una máquina especial que recibe el nombre de biotrituradora y que posibilita que en unos pocos segundos se conviertan en una sustancia que después se puede usar en zonas verdes.

Esta forma de proceder la lleva siguiendo el Ayuntamiento desde 2018 y, según el equipo de gobierno, presenta varias ventajas para los jardines que reciben la sustancia resultante porque favorece la conservación de humedad, el ahorro de agua, la mejora de los suelos y el aspecto visual.

Estos trabajos se desarrollan en cerca de medio millar de jardines. Los encargados de que llegue a buen término este 'ciclo verde' son seis operarios que tienen como principal misión que esta dinámica se mantenga a diario.

Los pasos que se siguen comienzan con el plantado de los árboles, continúan con la poda que se realiza a las ramas, prosiguen con la trituración de los restos y finalizan con la incorporación del material resultante de nuevo al suelo. De esta manera, los expertos apuntan que se evitan los empobrecimientos y se mantienen los nutrientes y propiedades que deben tener los espacios verdes.