El cementerio musulmán será ampliado hasta las 150 fosas

El concejal Felipe Coello, ayer, mientras supervisaba el terreno sobre el que se va a trabajar. / nacho garcía / agm
El concejal Felipe Coello, ayer, mientras supervisaba el terreno sobre el que se va a trabajar. / nacho garcía / agm

El proyecto se llevará «pronto» a contratación para que los trabajos, previstos sobre una superficie de 445 metros cuadrados, estén acabados el año próximo

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El cementerio Nuestro Padre Jesús, que se ubica en la pedanía de El Puntal, se va a ampliar próximamente. En concreto, los trabajos tendrán lugar en el cementerio musulmán, que se encuentra a la izquierda de la puerta principal del camposanto. La Concejalía de Salud tiene el proyecto redactado. Los siguientes pasos serán llevar las actuaciones a contratación para que se liciten y ejecutarlas. El equipo de gobierno confía en que lo primero se produzca en lo que queda de año y lo segundo durante 2020.

«Nuestra intención es abordar esta cuestión cuanto antes», afirmó a 'La Verdad' el concejal Felipe Coello, quien también detalló que «en la situación actual tenemos pocas plazas libres y los índices de población demuestran que los musulmanes están creciendo en nuestra ciudad y es de justicia que dispongan de más espacio para hacer sus enterramientos. Queremos hacerlo de forma sencilla y rápida».

En la actualidad, el cementerio musulmán cuenta con 97 fosas. De ellas, se encuentran ocupadas 90. El proyecto que verá la luz el año que viene amplía el número hasta 150. Es decir, se sumarán 53 nuevas fosas. Los trabajos se llevarán a cabo sobre una superficie de 445 metros cuadrados. Es este un viejo anhelo que persigue el Ayuntamiento, ya que en marzo de 2017 también presentó un proyecto similar.

El año pasado se produjeron cuatro enterramientos y en 2017 tuvieron lugar dos

En las obras que se llevarán a cabo se respetará la infraestructura que rodea en la actualidad el cementerio musulmán y que data de 1890, «por lo que la intención es mantenerla por criterios estéticos», apuntan los técnicos municipales. En el camposanto también se encuentra una mezquita y en uno de sus laterales, un lavatorio. Para la primera también hay trabajos previstos para solucionar problemas que han surgido en la techumbre derivados del exceso de humedad. De igual manera, se reforzará el techo.

Orígenes

El cementerio musulmán de Murcia se habilitó durante la década de los años 90 para dar respuesta al fallecimiento de personas que profesaban esta religión y que se encontraban en la capital regional, en buena medida, atraídos por los puestos de trabajo relacionados con la agricultura que surgieron en la comarca del Campo de Cartagena.

La rehabilitación de panteones sin dueño es otra línea de trabajo que sigue la Concejalía

El Ayuntamiento murciano ofreció un terreno que alojó al antiguo cementerio civil y que no era considerado tierra santa. «Era un espacio que se conocía como tierra de suicidas», explican los expertos. El 27 de abril de 1998 se produjo el primer enterramiento musulmán y Murcia se convirtió en la segunda localidad española en contar con un camposanto para musulmanes por detrás del que se habilitó en el municipio madrileño de Griñón.

El Ayuntamiento establece como criterio para poder ser enterrado en el cementerio que la persona fallecida se encontrara empadronada en Murcia. «Hay otros que apuestan por la repatriación», detallan. En 2018 se celebraron cuatro enterramientos musulmanes y en 2017 tuvieron lugar dos. El pueblo musulmán entierra a sus seres queridos en la tierra. Lo hacen a poca profundidad, colocando a la persona en posición de cúbito supino lateral, envuelta en un sudario después de lavar el cuerpo y orientándola hacia La Meca. Para mantener la esencia mediterránea en el entorno, el Ayuntamiento apuesta por que el arbolado que esté presente en la zona sean olivos, cipreses y palmeras, todas ellas especies fuertemente vinculadas con la cultura del Mediterráneo. En el equipo de gobierno señalan que deberán buscar a futuro otro emplazamiento para el cementerio musulmán si la población de este colectivo sigue creciendo.

Mejora de panteones

En la Concejalía de Salud quieren que el cementerio se integre en la oferta cultural de la ciudad. Desde 2016 se celebran visitas, que se retomarán después del verano. La instalación se va a incluir en la Red Europea de Cementerios Significativos. La solicitud recibirá el respaldo de la Junta de Gobierno en su reunión de esta semana o en la de la que viene. Los técnicos también trabajan en un proyecto de rehabilitación de panteones que no tienen dueño. Algunos de ellos se declararán BIC.

Marroquíes, argelinos y senegaleses

La población musulmana representa en la actualidad el 4,8% del total de habitantes que se encuentran inscritos en el padrón. Rondan los 22.000 ciudadanos. La nacionalidad marroquí es la mayoritaria, con más de 17.000 personas. De ellas, 9.800 son hombres y 7.200 mujeres. Los argelinos empadronados en Murcia se sitúan en 1.170 mientras que los senegaleses superan el millar. Por lo que se refiere a la Región, los últimos datos fiables datan de 2017, cuando se actualizó el censo. Los datos reflejaban que los musulmanes eran 101.000. El 87%, es decir, 92.000, eran extranjeros, mientras que el 13% restante (más de 13.000) eran nacionales. El hecho de que casi el 5% de los ciudadanos que están empadronados en el término municipal de Murcia profesen la religión musulmana es uno de los criterios que se ha atendido por parte del Ayuntamiento para decidir que el proyecto de ampliación del cementerio no se demore por más tiempo y esté perfilado a falta de la preceptiva licitación de las obras que se deberán llevar a cabo en el entorno. El hecho de que solo estén libres siete fosas ha provocado que los técnicos actúen rápido.

Temas

Murcia