Los carriles bici del casco urbano sumarán 7,5 kilómetros de rutas seguras en 2018

Los carriles bici del casco urbano sumarán 7,5 kilómetros de rutas seguras en 2018Gráfico

El alcalde anuncia dos nuevas licitaciones en septiembre para unir Manterola con Juan Carlos I y la Circular con Primero de Mayo

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Después de la apertura del -más que cuestionado- carril bici en las grandes rondas de circunvalación de la ciudad (Miguel Indurain, Avenida de los Dolores y Reino de Murcia) a costa de reducir el espacio para los vehículos a motor, el Gobierno local se ha propuesto acallar las voces críticas con nuevos itinerarios ciclistas por el casco urbano. El alcalde Ballesta es consciente de que parte de su credibilidad está en juego si falla esta apuesta de su ejecutivo, y ayer avanzó algunos detalles de los tramos que se van a ejecutar próximamente tras ser «presentados y debatidos» en el Observatorio Local de la Bicicleta.

En concreto, 7,5 kilómetros de viales casi en su totalidad segregados del resto del tráfico que permitirán cruzar la ciudad desde el río hasta la avenida Juan Carlos I, pasando por Díez de Revenga, y desde la plaza Circular hasta La Fica para conectar con el carril de la mota del Segura por Ronda de Levante y Primero de Mayo. El Consistorio licitará estos proyectos en septiembre. Las obras no empezarán hasta 2018 y se prevé que puedan estar listos para finales de ese año. El principal escollo es que habrá que suprimir plazas de aparcamiento en superficie y, en principio, las juntas municipales están de acuerdo con la apuesta por la movilidad sostenible.

Ballesta comentó que la adaptación de las ciudades a la realidad del siglo XXI requiere resolver la congestión del tráfico y los problemas de contaminación ambiental y acústica. «Esto implica unos cambios en las infraestructuras y en los perfiles urbanos, y en este contexto surge el Plan de Acción de la Bicicleta 2017-2019, que ha sido debatido y analizado en el Observatorio de la Bicicleta, y ha sido presentado a las juntas municipales del entorno donde se van a realizar estos cambios y federaciones deportivas y asociaciones». El munícipe destacó que entrar con la bici en el casco urbano es una demanda social. En esta dirección se trabaja para conectar los carriles bici ya existentes con los de nueva creación, con el fin de crear un anillo ciclista que circunvale el centro histórico y lo conecte con el resto de la ciudad.

Más de 900.000 euros es el presupuesto base de los concursos; será necesario suprimir 65 plazas de aparcamiento

La senda transcurrirá en Ronda de Levante por el lado del aulario hasta Juan XXIII, y hasta el río por el margen del Nelva

El concejal Antonio Navarro, responsable de la Oficina de la Bicicleta, detalló que el objetivo es mejorar el modelo de movilidad por los beneficios para la salud y por la necesidad de dar seguridad a los ciclistas. Las grandes avenidas Juan Carlos I, Juan de Borbón y Abenarabi, que ya disponen de carril bici, quedarán unidas con Ronda de Levante y Primero de Mayo, por un lado, y con Primo de Rivera, y el nuevo carril que cruzará Murcia desde Manterola a la avenida de Los Pinos pasando por la plaza de San Pedro, calle Arco de Verónicas, San Nicolás, Santa Teresa, entorno de San Esteban, Condestable, Díez de Revenga y calle Mar Menor.

Vial único de 2,5 metros

Entre la plaza Circular y Juan XXIII la vía exclusiva para ciclistas irá segregada por la parte del Aulario de la Universidad de Murcia. En Juan XXIII el carril bici rodeará la glorieta para que los ciclistas puedan girar hacia la avenida de La Flota y conectar con Juan de Borbón, y desde Juan de Borbón podrán acceder al carril bici que discurrirá ya en Primero de Mayo por la parte izquierda, en dirección hacia La Fica, en el margen de la consejería de Agricultura, del hotel Nelva y del recinto de la Federación de Peñas Huertanas y del Auditorio. Los dos carriles que hay junto al túnel de Atalayas se quedarán en uno en «puntos concretos», sin que los técnicos atisben excesivas complicaciones.

En este caso, se ha diseñado un trazado de ida y vuelta para ciclistas en un mismo vial de 2,5 metros, como recomiendan los estándares europeos, a diferencia del carril de Miguel Indurain, que va por el exterior en ambos sentidos eliminándose dos carriles -uno por dirección- para coches.

El carril bici de Manterola a avenida de los Pinos y Juan Carlos I tendrá una longitud de 3,7 kilómetros y tramos segregados (1,9 kilómetros) solo para ciclistas y tramos compartidos (1,7 kilómetros) con otros vehículos y velocidad limitada, mientras que el de Plaza Circular-Ronda de Levante-Primero de Mayo tendrá la misma longitud y será segregado para ciclistas. En total, suprimirán 65 aparcamientos para residentes: 7 en Ronda de Levante y Primero de Mayo y 58 en el centro histórico. El Consistorio compensará las pérdidas con la mejora de un disuasorio ya existente junto al centro de salud más próximo a la calle Mar Menor, la más afectada porque es la que más plazas pierde.

De la plaza Juan XXIII saldrá en una próxima licitación, todavía por concretar, el carril bici que irá por la avenida Rector Loustau y Obispo Frutos para conectar con Ronda de Garay y el río. «Es un proyecto que nos obligamos a redactar en 2017», recordó Navarro. Este será el siguiente proyecto una vez que se contraten las obras de los últimos carriles.

Para ejecutar los nuevos carriles bici no solo se perderán aparcamientos en superficie, sino que habrá que modificar los viales actuales, suprimiendo o variando en algunos tramos las aceras, y zonas ajardinadas.

La avenida Primo de Rivera tendrá una señalización especial, como algunos tramos del casco histórico donde la bici es compatible con otros vehículos. El Ayuntamiento invertirá más de 900.000 euros en estas obras. El carril bici por Ronda de Levante y Primero de Mayo tendrá un coste de licitación de 678.691 euros, y un plazo de ejecución de 9 meses, y el de Manterola-Los Pinos, un presupuesto base de 254.915 euros, y un tiempo de ejecución de 5 meses.

La señalética será exclusiva para ciclistas con diferentes tipologías (ceda el paso, velocidad máxima, segregado o compartido...), y una de las novedades son las barreras de protección tanto en las curvas como en las rotondas, refractarias, que van a reforzar la seguridad del ciclista.

En estos carriles nuevos se incorporarán marcas viales en postes horizontales y señales verticales que van a identificar los carriles bici y los cruces de ciclistas. En cualquier caso, Navarro incide en que se han estudiado «con muchísimo detalle» cuáles son las mejores soluciones.

El presidente de la asociación murciana Bicimur, Mariano Vicente, considera «muy bueno» para la movilidad que se creen nuevos itinerarios ciclistas: «Todo el mundo habla de movilidad sostenible, y muchos no saben qué significa. No se puede ir con el coche a todos sitios y a todas horas, y habrá que ir combinando modos de transporte y replantearse la forma en que nos movemos. Y lo más sencillo es el transporte público, la bici y lo peatonal».

Mantenimiento de lo que hay

La oposición exigió ayer al Gobierno de Ballesta que «no tome más el pelo a los usuarios de la bici y pase de los anuncios a la acción». Así se expresó Paqui Pérez, edil de Ciudadanos, que anima al regidor a pasar «de los anuncios a la acción». «La única realidad es que, a día de hoy, los usuarios de la bicicleta siguen sin disponer de una auténtica red de carriles de bici», subrayó Pérez. En el municipio hay 134 kilómetros de carril bici, pero Ciudadanos cree que esa cifra, hoy por hoy, es insuficiente. Desde el PSOE, el concejal Juan Vicente Larrosa reclamó al Ejecutivo local más atención para los carriles bici ya construidos, ya que hay algunos tramos, por ejemplo en Guadalupe, donde es palmario «el deterioro reinante y la falta de servicios como el alumbrado público».

«Es un paso importante para salir sin problemas»

La Federación de Ciclismo de la Región reconoce la apuesta que está realizando el Ayuntamiento por extender los carriles bici, y se congratula de que esas vías segregadas conecten el centro histórico con el resto de la ciudad. «Todo el colectivo lo ve bien porque los ciclistas van a poder salir de Murcia sin problemas. Hay otros perfiles que van a ir incorporándose, y muchos trabajadores optarán por la bicicleta para desplazarse. Esto es un primer paso importantísimo para promocionar las dos ruedas y los itinerarios seguros. En otros países europeos hay más bicis que coches y llueve día sí, día también», sostiene Sergio Martínez, presidente de la Federación, a la que pertenecen 3.000 deportistas, «pero ciclistas somos todos los que vamos en bici y usuarios habituales hay millares más».

La mota del río ya está casi lista

El carril bici de la mota del río en el tramo entre La Fica y la pasarela Manterola está en su fase final de ejecución. El concejal Antonio Navarro explicó a 'La Verdad' que se ha empleado una resina con zahorra que apenas se distingue y que es el tratamiento más naturalizado que se le puede dar siguiendo el criterio de los expertos. En breve se completarán los trabajos de mejora de la iluminación del carril bici.

Temas

Murcia
 

Fotos

Vídeos