La calle Carlos III de Murcia gana en seguridad con los trabajos que renuevan todo su pavimento

Los operarios trabajaron ayer durante la mañana y la tarde para aglomerar la calle Carlos III de Murcia. / vicente vicéns / AGM
Los operarios trabajaron ayer durante la mañana y la tarde para aglomerar la calle Carlos III de Murcia. / vicente vicéns / AGM

Los residentes y los dueños de comercios pidieron las mejoras por el mal estado que presentaba el asfalto

ALBERTO GÓMEZ MURCIA

La calle Carlos III, que se encuentra en pleno corazón de Murcia, recibió ayer trabajos de mejora durante toda la jornada. Su asfaltado, que presentaba mal estado por no recibir tratamiento durante los últimos años, había despertado las quejas de vecinos y comerciantes, que se dirigieron al Ayuntamiento para demandar que tomara cartas en el asunto.

Las obras se realizaron sobre una superficie total de 400 metros cuadrados. La longitud de la vía es de 50 metros y su anchura media es de 8. Los operarios de la empresa 'In Situ', que fue la encargada de acometer la actuación, llevaron a cabo labores de aglomerado.

Comenzaron con el fresado sobre una anchura media de un metro en ambos bordes de la calzada y también en los extremos de unión con el aglomerado que ya estaba en la calle. La vía, de igual manera, se repintó. Lo hizo manteniendo la misma configuración que presentaba antes del comienzo de las obras.

Asimismo, la señalización vertical no se vio alterada por la realización de las obras, por lo que se mantuvo la que ya estaba en la calle. La ejecución de los trabajos conllevó una pequeña reordenación de tráfico en la zona. Por ejemplo, la calle Jaime I fue cortada por la maquinaría de gran tamaño que se tuvo que emplear para acometer algunas partes del trabajo.

En concreto, esta vía estuvo cortada desde el cruce que tiene con el paseo Alfonso X, por lo que el tráfico fue desviado en dirección a la plaza Circular. Los usuarios del aparcamiento 'Captesa' ayer solo pudieron acceder a sus plazas por Alfonso X. Como lugar para el acopio de materiales y disposición de la maquinaría que fue necesaria emplear para el desarrollo de las actuaciones, se usaron las zonas para aparcar que se encuentran en la calle Jaime I, que no pudieron ser usadas durante la jornada.

Los trabajos que se llevaron a cabo fueron demandados por los vecinos y los dueños de comercios que se encuentran en la propia calle Carlos III o en lugares colindantes. El mal estado que presentaba el pavimento despertó cierto malestar, que los afectados trasladaron al Ayuntamiento. Lo hicieron, en concreto, a la Concejalía de Comercio.

Su titular, Maruja Pelegrín, puso en conocimiento de la situación a la responsable de la cartera de Infraestructuras, Rebeca Pérez. Los técnicos de este departamento estudiaron la idoneidad de desarrollar las obras y dieron el visto bueno para su ejecución, que tuvo lugar ayer.

De hecho, las ediles Pelegrín y Pérez mantuvieron en marzo un encuentro personal con los afectados para recabar de primera mano las propuestas que tenían y que consistieron en renovar la calle y mejorar su pavimento.

Contrato de mantenimiento

La inversión destinada a estos trabajos en la calle Carlos III ha sido inferior por poco a los 9.000 euros y se ha incluido del contrato de mantenimiento, conservación y reparación de aceras y áreas peatonales.

Su trata de una línea de trabajo del Ayuntamiento, que está dotada con más de un millón de euros, y actúa de forma complementaria al Plan Asfaltado, que ha desarrollado varios trabajos en otros puntos de la capital regional, así como en la mayor parte de las pedanías.

Los trabajos realizados ayer no supusieron ninguna alteración en la ordenación del tráfico de la calle porque el estudio llevado a cabo por el servicio de tráfico municipal no lo vio necesario. De esta manera, la vía seguirá contando con las 7 plazas de aparcamiento para motos, otra para discapacitados y la zona para carga y descarga que contaba hasta antes de la realización de las mejoras.

Las tareas planteadas quedaron finiquitadas ayer por completo a expensas de la señalización horizontal, que se completará durante la jornada de hoy. Además, los técnicos aseguran que los trabajos de aglomerado, tanto en el asfalto como en el pavimento, harán que la calle gane en seguridad al presentar ahora una superficie mucho más homogénea de la que presentaba con anterioridad, lo que aumentará la estabilidad de los vehículos que circulan a diario por la zona.

En cuanto a la normativa vigente en materia de accesibilidad, fuentes del Consistorio precisaron ayer a 'La Verdad' que la calle ya cumplía con ella con anterioridad. Por eso, «no se ha planteado ahora ninguna actuación en este sentido».

Temas

Murcia