Las 18 bibliotecas de la red municipal amplían sus fondos con libros de lectura fácil

Bernabé (3d), ayer, en la biblioteca de Santiago el Mayor. / ayto
Bernabé (3d), ayer, en la biblioteca de Santiago el Mayor. / ayto

LA VERDADMURCIA

Un total de 50 personas disfrutaron durante el pasado curso de los clubes de lectura fácil, una iniciativa que promueve el acceso al libro y a las bibliotecas entre personas con discapacidad, velando por un uso regular, normalizado y sin discriminaciones de este tipo de servicios, bienes y productores culturales.

Estos clubes están en marcha en las bibliotecas de Santiago el Mayor, San Basilio, Puente Tocinos y José Saramago y se pusieron en marcha en el año 2014. Actualmente se desarrollan en cinco grupos: dos de Assido (Asociación para personas con síndrome de Down), dos de Astrapace (Asociación para el tratamiento de personas con parálisis cerebral y patologías afines) y uno del Aula Abierta del IES Mariano Baquero con alumnos de TEA (Trastorno del Espectro Autista). Los grupos están integrados por un máximo de 10 personas y acuden a las bibliotecas acompañados de sus monitores.

Durante este año, las dieciocho bibliotecas municipales han incorporado a sus fondos una colección de libros de lectura fácil. «Se trata de obras, la mayoría de ficción, adaptadas a aquellas personas que tienen limitadas sus habilidades de comprensión a causa de su incorporación tardía a la escolarización, desconocimiento del idioma, discapacidad o edad», explicó ayer la concejal de Agenda Urbana, Mercedes Bernabé, en el centro de Santiago el Mayor.