Cómo bajar los impuestos será el reto en materia económica

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Partido Popular y Ciudadanos quieren que las decisiones que tomen al frente del Ayuntamiento en política fiscal tengan un marcado cariz liberal. Por ello, no es casualidad que el primer punto del acuerdo de gobernabilidad que firmaron la mañana del pasado sábado ambas formaciones marque como objetivo «ser una de las capitales de España en la que menos impuestos paguen las familias, los autónomos y los emprendedores». Durante la campaña electoral, el alcalde, José Ballesta, se mostró partidario en varias ocasiones de reducir los impuestos en la legislatura que acaba de comenzar.

Desde el equipo de gobierno local, deslizaron en más de una ocasión en el tramo final del anterior mandato que la salud financiera del Ayuntamiento permitía que se continuara con la senda de rebajar la carga tributaria que deben afrontar los ciudadanos. En el partido naranja siempre se han mostrado como unos férreos defensores de aligerar al máximo la presión fiscal. Por ello, el primer gran reto que tienen el PP y Ciudadanos en materia económica es darle forma a su planteamiento inicial de bajar los impuestos.

Las premisas básicas que apuntan las dos formaciones es que el objetivo se logre por medio de una gran eficiencia en el gasto y mejorando la gestión de los recursos públicos. A su vez, el planteamiento pasa por que los recursos que se liberen producto de llevar a cabo una gestión más eficaz, repercutan en que tanto las familias como las empresas puedan soportar una menor carga impositiva. De igual manera, hay tres colectivos que populares y naranjas quieren acercar a los contratos municipales. Son los autónomos, los emprendedores y las pymes. Para lograr este objetivo, el primer paso que apuntan desde el equipo de gobierno es lograr la mayor simplificación posible en los trámites administrativos. Para ello, se pretenderá potenciar durante la próxima legislatura la administración electrónica mediante el empleo de sistemas de control, planificación y gestión que agilicen los servicios que se prestan desde las áreas municipales de informática y telecomunicaciones.

El bipartito quiere acercar la administración a pymes y autónomos mediante una gestión electrónica

Dentro de su apuesta por la reducción de los trámites, el equipo de gobierno pretende poner el foco en las licencias de actividad que adjudica el Consistorio. La misión es agilizar al máximo los trámites para que no disipen la llegada de inversiones empresariales a la ciudad, que le ayudaría a dar un salto cualitativo en sectores como el industrial y el turístico. Otra fórmula para potenciar la economía pretenden PP y Ciudadanos que venga de la oferta pública de empleo que gestiona el propio Ayuntamiento.

La intención es elaborar un calendario que resulte asumible para que se pueda llevar a cabo sin grandes retrasos. Además, el bipartito quiere extender a las juntas municipales y de distrito su apuesta por el control y la implantación de la administración electrónica.