Dos autobuses llevarán de un lado a otro de las vías a los afectados por el soterramiento

LA VERDAD