Los áticos de Murcia siguen al alza. ¿Dónde están y cuánto valen?

Ático a la venta en Avenida Juan Carlos I por 1.800.000€/Fotocasa
Ático a la venta en Avenida Juan Carlos I por 1.800.000€ / Fotocasa

Las viviendas más solicitadas de la ciudad tardan entre tres y seis meses en encontrar un nuevo propietario

LAURA LÓPEZ

Una amplia terraza con vistas para quienes estén dispuestos a pagar lo que vale vivir rozando el cielo de la capital del Segura. El ático es el tipo de vivienda más codiciada de la ciudad de Murcia, el hogar ideal para muchos murcianos y la mejor forma de recrear un pequeño espacio al aire libre en plena urbe, lo más parecido una casa con parcela en mitad del campo que se puede tener en la capital. La sensación de apertura, de oxígeno y la posibilidad de disfrutar del buen clima de nuestra zona convierten al ático en una apuesta segura y exclusiva para los futuros moradores. Y es esta la razón por la que la venta de estos inmuebles ha resistido muy bien la embestida de la última crisis del sector inmobiliario.

Desde Inmobiliaria Abad subrayan que la plaza Julián Romea, la avenida Alfonso X El Sabio y la plaza Santo Domingo son las localizaciones preferidas para los compradores más exigentes, que buscan un retiro sosegado en las alturas, en mitad del ajetreo que recorre las calles más concurridas que se sitúan a sus pies. Residir en una zona tan emblemática tiene un alto precio y es que lo que aporta lujo a estas viviendas es, además de sus dimensiones, el entorno que les rodea. Así es posible encontrar un ático por 455.000 euros con unas dimensiones de 150 metros cuadrados en el corazón de la ciudad.

Cocina de un ático situado en la Calle Correos, a la venta por 455.000€
Cocina de un ático situado en la Calle Correos, a la venta por 455.000€ / Idealista

No obstante, la horquilla de precios parte de algo más de 200.000 euros hasta superar holgadamente el millón de euros, siempre dependiendo de la localización. En general, un ático cuesta en torno a un 10% o 15% más que cualquier otro piso del mismo edificio y aun así este tipo de vivienda encuentra comprador rápidamente, en un plazo que no suele superar los seis meses. «El problema viene cuando no han sido bien asesorados y no tienen un precio de venta adecuado, entonces se puede eternizar. A la hora de vender tienes que saber con qué productos compites y cuál es el precio del último ático que se ha vendido», advierte la inmobiliaria.

Las cifras bajan si renunciamos al centro y nos trasladamos a alguna de las pedanías que rodean la ciudad. En Espinardo encontramos un ático de 110 metros cuadrados por un precio mucho más modesto, 165.000 euros. Además, la demanda creciente y la escasez de áticos en las zonas más concurridas de la capital ha hecho que en las nuevas construcciones se apueste por ellos, como ocurre en los edificios del Ensanche Norte y Ronda Sur, donde la oferta crece y cada bloque suele incorporar una o dos viviendas de este tipo. En Juan Carlos I el metro cuadrado puede rondar fácilmente los 2.500 euros, así encontramos a la venta un ático de 190 metros cuadrados en esta avenida que supera los 500.000 euros. Mientras tanto, otro en Ronda Sur de similares dimensiones se vende por 265.000 euros. En esta zona, el precio del metro cuadrado baja hasta los 1.430 euros.

Ático a la venta por 165.000€ en Espinardo
Ático a la venta por 165.000€ en Espinardo / Fotocasa

La exigencia de los futuros propietarios de un ático contempla también la existencia de una plaza de garaje, vital si quieren vivir en el centro, así como la disposición de la vivienda en una sola planta, rechazando así el modelo ático-dúplex. El perfil de los compradores es de lo más variado, desde parejas a grandes unidades familiares, con independencia de la nacionalidad o cuaquier otra característica. Lo que sí está claro es que se trata de moradores con un bolsillo más que solvente.