Un aliado de José Ballesta en Madrid

Ruano y Ballesta, durante un acto público. / vicente vicéns / agm
Ruano y Ballesta, durante un acto público. / vicente vicéns / agm

El diputado Ruano, amigo de Ballesta, lleva al Congreso el colector norte y la rehabilitación del castillo de Monteagudo

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Hay que tener aliados hasta en el infierno, pero más aún en el Congreso de los Diputados. Así lo debe pensar el alcalde, José Ballesta, que ha recurrido a un buen amigo en Madrid, el diputado del Partido Popular por Murcia Javier Ruano, para pedir cuentas al Gobierno de Pedro Sánchez sobre dos proyectos que considera de vital importancia para la ciudad, como son la rehabilitación del castillo de Monteagudo y la construcción de un colector de aguas pluviales que evite las inundaciones que se producen en la zona norte cuando llueve.

Javier Ruano ya ha registrado en la Mesa del Congreso dos preguntas escritas dirigidas a los titulares de los Ministerios de Cultura, José Guirao, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera. En el caso del colector norte, se interesa por el motivo por el que no se ha incluido un solo euro en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 para esta actuación, pese a que Ballesta y el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, acordaron a principios de septiembre la constitución urgente de una comisión técnica (que nunca se ha llegado a reunir) cuyo principal cometido iba a ser agilizar la licitación de esta inversión.

En el caso de la fortaleza de Monteagudo, que será el epicentro del parque arqueológico que el alcalde pretende realizar en torno a la figura del Rey Lobo, el diputado popular reclama que el ministro aclare la causa por la que no se han iniciado todavía las obras de consolidación de los restos y si existe una dotación económica para tal fin.

En función de las respuestas que obtenga a las interpelaciones parlamentarias, el Grupo Parlamentario Popular iniciará una ofensiva, a base de enmiendas, para modificar el proyecto de Presupuestos presentado por el Consejo de Ministros e incluir fondos suficientes para Monteagudo y para el colector norte.

En todas las quinielas

La relación personal de Ruano con José Ballesta y su equipo de colaboradores más cercano es excelente. El diputado, cuyo nombre siempre figuraba en las quinielas para cualquier cargo público, sonó para ir en la candidatura del alcalde en 2015, pero finalmente se quedó fuera. Pese a eso, estuvo muy implicado durante toda la campaña electoral. Ballesta le devolvió el favor en los comicios generales de junio de 2016, en los que el anterior presidente del Consejo Social de la Universidad de Murcia figuraba en la lista del Partido Popular por la Región. Ambos participaron en mítines juntos.

De cara a la configuración de la candidatura municipal de las elecciones de mayo, el nombre de Ruano saldrá a la palestra de nuevo. Sin embargo, en el PP consideran poco probable que el parlamentario quiera abandonar la Carrera de San Jerónimo ahora que ha cogido peso en el Grupo Popular tras la llegada de Pablo Casado, que lo nombró portavoz de Economía y Empresa.

En cualquier caso, Ruano perdió puntos en su partido durante la convención nacional del pasado fin de semana. Fue el promotor de la cena que celebró la delegación murciana en un hotel, en la que todos sus compañeros se quedaron con hambre.