Se acoge a su derecho a no declarar en dependencias policiales

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

«Las partidas están todas descentralizadas en las pedanías», fue la explicación que en 2014 ofreció el entonces concejal Cristóbal Herrero cuando este periódico le preguntó por las adjudicaciones supuestamente irregulares de obras menores. Según sus argumentos, eran las juntas vecinales las que se encargaban de contratar a las constructoras que consideraban más oportuno y desde la Concejalía se limitaban a autorizar el pago de las facturas. Esta explicación, sin embargo, fue desmentida en su día por varios pedáneos consultados por 'La Verdad', que aseguraron que la elección de las constructoras se hacía desde la Concejalía, aunque es cierto que otros aseguraron que, en su caso, eran ellos mismos quienes decidían las contrataciones. Pese a todo, el hecho de que solo tres mercantiles llegaran a concentrar hasta el 95% de todos los trabajos del mismo capítulo, efectuados a lo largo de varios en las 59 pedanías del término de Murcia, obligaría a creer en una extraordinaria y prácticamente imposible coincidencia.

El exedil también restó importancia en su día al hecho de que la principal beneficiaria fuera una constructora de un destacado militante del PP en Cabezo de Torres, donde Herrero era presidente del partido. «¿Es que por ser del PP no va a poder trabajar?», argumentó. El abogado José Antonio Martínez Moya, quien defiende los intereses de Herrero, confirmó ayer que este eludió prestar declaración en comisaría y criticó que «después de cuatro años archivadas estas diligencias, ahora se le llame en calidad de detenido». También calificó de «fraude» ese sobreseimiento provisional decidido en su día por el juzgado, a la espera de los informes policiales, ya que se habría hecho para soslayar la amenaza de los plazos máximos de investigación.

Temas

Murcia