6.000 toneladas de muebles a la basura

Dos operarios municipales retiran enseres de la calle para su traslado y depósito. / Ayto
Dos operarios municipales retiran enseres de la calle para su traslado y depósito. / Ayto

El servicio de recogida gana 'clientes' y permite el reciclaje de un 30% más de enseres

LA VERDADMURCIA

El abandono anárquico de muebles y colchones en plena calle junto al contenedor está en vías de extinción. El pasado año se recogieron 5.991 toneladas de residuos voluminosos, lo que supone casi un 30% más que en 2017, año en el que se recogieron 4.630 toneladas. Si se comparan los datos de 2018 con los de 2014, año en el que se recogieron 1.998 toneladas de estos residuos voluminosos, este incremento asciende al 200%. La Concejalía de Movilidad Sostenible y Juventud, junto a Ferrovial Servicios, ofrece a los murcianos un sistema gratuito de recogida de muebles y enseres que se ocupa de retirar los residuos inertes voluminosos, como muebles, tablas, maderas, colchones.

Durante el primer semestre de 2019 se recibieron 18.629 llamadas relacionadas con el servicio, de las que 3.875 fueron de ciudadanos solicitando el servicio.

EL DATO

18.629 ciudadanos llamaron al servicio durante el primer semestre del año.
En el mismo periodo de 2018 se registraron 3.161 llamadas, y en el de 2017 fueron 2.700.

Las llamadas han ido en aumento, ya que en el mismo semestre de 2018 se registraron 3.161 y en el del 2017, fueron 2.700. A esos avisos se unen las incidencias recogidas totales para este servicio en un total de 14.754. El año pasado fueron en el mismo periodo 14.587 y en 2017 estas fueron 13.600.

A través del portal web y redes sociales, como Twitter o Facebook, se han recibido 154 avisos del total. La concejal Rebeca Pérez explicó que «la mayor parte de los avisos son realizados por los propios trabajadores de la empresa, a quienes se les ha proporcionado una herramienta en el dispositivo móvil con la que avisan de los enseres abandonados u otras incidencias relacionadas con el servicio antes de que lo haga la ciudadanía, lo que mejora y agiliza la recogida de aquellos que no avisan de su depósito».

El pasado mes de octubre desde el Ayuntamiento se lanzó una nueva campaña recordando a la ciudadanía «lo fácil que es deshacerse de forma correcta de aquellos enseres y voluminosos que han llegado al final de su vida útil. Si bien el teléfono se encuentra en todos los contenedores de resto repartidos por la geografía del municipio, se sigue recordando para evitar la mala imagen y el peligro que supone dejarlo en la vía pública de cualquier manera».

El abandono de enseres en plena calle se ha reducido, «pero tenemos que seguir trabajando para acabar con esa mala imagen. Lanzamos la campaña colocando pegatinas en contenedores y repartiendo carteles y folletos para recordar a los vecinos la forma correcta de hacerlo. Además, los propios trabajadores de servicio de limpieza viaria lo reparten en sus zonas asignadas de trabajo para recordar siempre el mensaje».

Los ciudadanos que lo precisen pueden solicitar de manera gratuita la retirada de muebles tanto telefónicamente, contactando con el teléfono 900 511 133, las 24 horas durante todos los días del año, a través de la web murciaciudadsostenible.es o utilizando las redes sociales asociadas a esta página.

Los ciudadanos deben indicar después la dirección donde se van a desprender del mueble voluminoso. Los muebles y enseres serán entonces depositados en el contenedor más cercano al domicilio indicado entre las 21.00 y 23.00 horas, de manera que no impida el paso a los peatones y sin apoyarlos en el contenedor. La recogida no incluye en este servicio los escombros, restos de obras ni grandes electrodomésticos que se depositan en el Ecoparque de Murcia. El servicio tiene frecuencia diaria en el centro de la ciudad y alterno en barrios y pedanías .

En primer lugar se atiende la retirada de enseres voluminosos previa llamada telefónica, si bien se realiza un peinado de las zonas correspondientes asignadas cada día, en los puntos de contenedores. Cada usuario puede presentar 2 muebles o 8 kilos. Los enseres recogidos son trasladados a la planta de tratamiento de residuos situada en la pedanía murciana de Cañada Hermosa para su posterior reciclaje y valorización.

En ese centro se seleccionan, separan y trituran los residuos que no tienen utilidad.