Más de 2.400 menores aportan 400 ideas al Plan de Infancia y Adolescencia

Los niños debatieron en asambleas sus propuestas, como que «los papás trabajen menos horas y estén más tiempo con sus hijos»

LA VERDADMURCIA.

Los niños y adolescentes han tenido voz en el diseño de las actividades y planes municipales destinados a ellos mismos. Un total de 2.400 menores participantes en las actividades promovidas por los servicios sociales han realizado aportaciones al Plan Municipal de Infancia y Adolescencia, que será aprobado próximamente y que recoge 251 acciones. Lo anunció ayer la concejal de Derechos Sociales y Familia, Pilar Torres, quien destacó como «un deber y una oportunidad de consolidación para mejorar el modelo de convivencia» la atención a la infancia y la adolescencia y su protección y promoción social, que deben «hacer suyas todas las administraciones».

El Plan de Infancia es la hoja de ruta del conjunto de actuaciones que van a desarrollarse en el municipio para la promoción social, atención y protección a la infancia y la adolescencia. Con una vigencia de cuatro años y la participación de 24 servicios municipales, recoge un total de 251 acciones y tiene un presupuesto aproximado 102 millones de euros.

El proceso de participación infantil se inició el día 21 de noviembre de 2018 con una reunión en la que participaron los profesionales de los proyectos promovidos o coordinados por los servicios sociales del Ayuntamiento, en la que se les expuso el borrador del plan municipal elaborado con las propuestas realizadas por los diferentes servicios municipales. Se estableció un procedimiento para trabajar con los grupos de menores y adolescentes, utilizando «la metodología de trabajo adecuada a su edad y madurez, con asambleas, debates, murales, redacción, visionado de vídeos y encuentros entre grupos.

Conciliación familiar

De un total de 511 propuestas, se han incorporado al plan 393 sugerencias, y se han descartado 118 por tratarse de cuestiones para las que el Consistorio carece de competencias o por corresponder con manifestaciones de deseos de imposible cumplimiento material. Sobre este último asunto, el jefe de Servicio, Andrés Luarte, remarcó que algunas de esas manifestaciones «de imposible cumplimiento material», fueron que «todas las familias sean felices, que suban los salarios o que los papás trabajen menos horas y puedan estar más tiempo con sus hijos». Sobre estas peticiones, Luarte destacó la puesta en marcha de medidas de conciliación familiar.

El plan se estructura en seis grandes áreas. La de información, participación y derechos de la infancia; familia, protección y promoción; educación, formación y empleo; salud, consumo y actividad física y deportiva; cultura y ocio y tiempo libre y seguridad y medio ambiente, que articula los aspectos relacionados con el desarrollo de la vida del menor en su entorno físico.

Más